UD Almería

Diferencia en la pegada

  • Alcaraz achaca la derrota a la falta de efectividad arriba y a un arbitraje que en El Molinón hubiera sido diferente

  • Mensaje a los hombres de ataque

Alcaraz, en la banda. Alcaraz, en la banda.

Alcaraz, en la banda. / Javier Alonso

Sin la autocrítica global que el partido merecía, algo que sí hizo alguno de sus jugadores, Lucas Alcaraz realizó un resumen del encuentro demasiado optimisma para tratarse de la cuarta derrota consecutiva.

"El partido se ha decidido por diferencia de pegada. Hemos tirado veinte tiros a puerta y ellos siete, nueve córners y ellos ninguno. Ha habido momentos claves en los que han tenido pegada.

La jugada que lo marca todo es el penalti, que si lo conviertes, te pones 1-1.

Está claro que no podemos pensar que ese tipo de acciones nos las van a pitar, porque hasta ahora no ha sido así. No es lo mismo pitar un penalti aquí, que hacerlo en El Molinón", comenzaba el técnico granadino la rueda de prensa, para acto seguido insistir en esta tesis: "Hemos generado muchas ocasiones, un poste, un penalti que hubiera cambiado el partido. Estando abajo, tenemos que saber que nos van a pitar menos a favor".

En la tercera y última pregunta, la única crítica, Alcaraz reconoció que habían fallado en los goles rivales. "El primero no ha sido un error individual, ha sido defensivo, que es algo diferente. El segundo sí. Si ellos han tenido esa pegada, ha sido por errores individuales nuestros.

Pero es que en ataque también los hemos tenido", finalizaba el entrenador rojiblanco, lanzando un claro mensaje a sus hombres de ataque, que siguen sin responder treinta y tres jornadas después de comenzar el campeonato liguero. Ya ni Lucas Alcaraz confía en ellos, quizás es algo tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios