UD ALmería

Alcaraz para resucitar a un equipo muerto...

  • El granadino verá hoy el duelo ante el Zaragoza en el palco

  • Firma por dos años y otro opcional

Lucas Alcaraz vocea una orden desde su área técnica durante su etapa en el Levante. Desde que dejó a la UDA ha entrenado al Aris griego, los granotas, el Granada y la selección de Argelia. Lucas Alcaraz vocea una orden desde su área técnica durante su etapa en el Levante. Desde que dejó a la UDA ha entrenado al Aris griego, los granotas, el Granada y la selección de Argelia.

Lucas Alcaraz vocea una orden desde su área técnica durante su etapa en el Levante. Desde que dejó a la UDA ha entrenado al Aris griego, los granotas, el Granada y la selección de Argelia. / manuel bruque / efe

Lucas Alcaraz (21-6-1966) es el elegido para resucitar al 'muerto' rojiblanco. Alfonso García ha aparcado en esta ocasión los experimentos con gaseosa optando por contratar a un técnico contrastado en la categoría, avalado por sendos ascensos con Recreativo de Huelva y Real Murcia y, lo que tal vez sea más importante y determinante en la apuesta, por su buena mano para sacar a los equipos de situaciones apuradas como en la que se ven inmersos los rojiblancos en la actualidad.

Será la segunda etapa del técnico granadino en la UD Almería y la tercera en el fútbol almeriense, ya que a finales de la década de los 90 dirigió al Almería Club de Fútbol, presidido por Guillermo Blanes. En la anterior, el curso 2011-2012, llegó de rebote una vez que el club tuvo que buscar un sustituto para Luis Zubeldia, cuya contratación quedó anulada por motivos burocráticos.

El viraje que dio el club en aquel momento no fue entendido por la afición, ya que se pasaba de una propuesta de toque y posesión a un fútbol más directo e intenso, siendo el objetivo el ascenso directo, ya que acababa de consumarse el descenso desde Primera.

Lo cierto es que con un juego efectivo y no excesivamente vistoso fue obteniendo buenos resultados, hasta que en la 32ª jornada era destituido tras acumular seis partidos sin ganar y cuatro empates consecutivos. Dejó el equipo en el quinto puesto de la tabla con 55 puntos sumados, pero su sucesor, Esteban Vigo, se vio incapaz de lograr la meta del ascenso y ni tan siquiera disputó el play off, quedando séptimos a final de curso.

Tras abandonar la disciplina rojiblanca tuvo un breve periplo por la Superliga griega al mando del Aris de Salónica hasta que una llamada del club de su tierra, el Granada, le provocó hacer las maletas, salvando a los nazaríes de la quema en dos años consecutivos antes de firmar por el Levante, al que también reflotó en el curso 2014, siendo destituido un año después.

En 2016 tuvo un paso fugaz por el Elche de apenas una semana, dejando el club al marcharse el director deportivo que lo había contratado. Reclutado de nuevo por el Granada, no acabaría el año que supuso el descenso de los granadinos, firmando por la selección de Argelia, a la que no pudo meter en el mundial de Rusia.

Regresa ahora a un Almería que conoce bien porque hay efectivos que tuvo a sus órdenes en su anterior etapa y en el Levante, como son los casos de Verza y Trujillo, conociendo también al ecuatoriano Pervis, a quien aconsejó este verano firmar por la UDA. Tras firmar ayer por la tarde en la sede del club un contrato por dos años y otro opcoinal, hoy se sentará en el palco para ver el choque ante el Zaragoza y el sábado dirigirá su primera sesión.

La idea del club es que sea presentado ante los medios de comunicación el próximo lunes. El debut oficial en su nuevo periplo como unionista se produciría el domingo 26 (12:00) en el duelo ante el Barça B en el Mini Estadi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios