El Almería le ofrece al jugador renovar hasta junio de 2013

  • El defensa catalán no se quiere ir aunque las negociaciones para seguir están paralizadas

La otra parte de la historia está representada por la Unión Deportiva Almería, el club que paga a Carlos García y que quiere seguir contando con sus servicios. Los primeros contactos ya se han establecido y la idea de la entidad que preside Alfonso García es ofrecerle la renovación, ampliando su contrato -expira en junio de 2010- hasta 2013.

La primera opción del futbolista siempre ha sido continuar ligado al club con el que consiguió el ascenso a Primera, entre otras cosas porque se siente integrado en la ciudad y querido por la afición, pero no a cualquier precio. Se considera un ganador y no termina de entender su pertinaz suplencia en las primeras jornadas de Liga, por mucho que en las últimas esté entrando en el once con mayor asiduidad.

Sabe que la titularidad sólo se la puede garantizar el trabajo bien hecho, pero es consciente de que renovar su contrato para continuar en un escenario de escasa confianza hacia sus cualidades desde la parcela técnica podría cortar su progresión.

En esa tesitura se encuentra el bueno de Carlos, al que las ofertas desde otras latitudes se le acumulan al ver que de baluarte rojiblanco ha pasado a un incómodo ostracismo. Lo único que tiene claro es que nunca forzará su salida, pues se considera agradecido al club que le dio la oportunidad de despuntar en la Liga de las Estrellas y de hacerse un nombre.

El Almería juega con la ventaja de saber que, al contrario de lo que ocurre con Bruno, a quien ya dan por perdido, en el caso de Carlos García tienen mayor margen de actuación. José Juan Bonillo, vicepresidente de la parcela económica, ejecutó este verano la opción de compra al Espanyol que ahora permite cierto grado de tranquilidad.

Tan sólo una oferta mareante haría cambiar de opinión a la cúpula directiva, algo que el agente del futbolista conoce de primera mano: "No puedo llevar una oferta de un millón de euros por Carlos si el Almería pagó 1.200.000. Hay que ser coherente y yo lo soy", explicaba ayer al respecto Raúl Verdú.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios