Fútbol

El CD Ejido empata ante el Marbella

  • Un gol de Pino en la segunda parte rescató un punto en Santo Domingo

Once celeste. Once celeste.

Once celeste.

Los malagueños demostraron desde el primer minuto la razón por la que son primeros en la tabla clasificatoria. Nunca se había visto esta temporada, y eso que ha tenido malos partidos como local, a un CD El Ejido tan incómodo sobre el terreno juego. De hecho, a los pocos segundos de dar comienzo la contienda tuvo la primera el Marbella, al rematar Carlos Julio un centro de Añón con un zurdazo que se marchó fuera por poco. El duelo comenzó con mucha intensidad y desde muy pronto se vieron las primeras chispas entre jugadores de uno y otro equipo. Muchos roces entre un cuadro local que buscaba su quinta victoria seguida y un visitante que defendía la primera plaza y que solo había caído derrotado en una ocasión en toda esta segunda vuelta.A los celestes les costaba mucho encontrar el camino hacia la meta defendida por Wilfred. En el 7’, Alfonso lo intentó con un remate que no dio problemas al cancerbero foráneo y un minuto más tarde probaría suerte con un tiro lejano Gabri. Se mostró nervioso e impreciso el cuadro de González ante un oponente que estaba haciendo buena gala de su condición de líder, pese a que decidió tirar más de oficio que de calidad en los primeros compases de un encuentro en el que se adelantaría en el 16’, en un magistral lanzamiento de falta del veterano Añón que se alojó por toda la escuadra de la meta de Cristian, que evitó el segundo de los costasoleños en el 23’, tras un fallo defensivo de Lolo González. En la recta final de la primera mitad, ya con menos tensión entre futbolistas, aunque con el mismo nivel de pugna, se vio un juego de ida y vuelta, aunque fueron los de Fernando Estévez los que, de nuevo, estuvieron más cerca del gol. En el 44’, Álex, de cabeza, rozó un 0-2 que sí hubiese sido un duro palo para los de González, que tenían toda la segunda parte para tratar de empatar.Saltó más activo en la segunda mitad el cuadro ejidense. No le quedaba otra. Se vio a un equipo almeriense más enchufado, volcado hacia una portería malagueña que sí vería más de cerca, en comparación con lo que la vería antes del descanso. A pesar de ello, pese a los acercamientos, a las llegadas claras, los de González carecieron de remate. Esto obligó al técnico local a mover ficha y dio entrada a Paquito y a Carralero, siendo el canterano celeste clave en el devenir del partido. Y es que, en el 73’, en una jugada combinativa iniciada por el joven de Santa María del Águila y en la que formaron parte Emilio Cubo y Pino, el CD El Ejido encontró un merecido empate de las botas del delantero cordobés. 1-1 en el marcador de un Estadio de Santo Domingo que se vino arriba, que no faltó a su cita pese al intento de las peñas ausentes en la tarde de ayer de vaciar las gradas para mandar un mensaje claro a Pierre Mevy sobre el cambio de nombre. Con la igualada, el Marbella dejó de ser ese equipo bien armado que estaba siendo hasta el momento, tuvo que arriesgar más , viendo que la primera plaza estaba peligrando. De ello se aprovechó un equipo local que se dejó llevar por su buena inercia, que no cesó en su empeño de quedarse con los tres puntos. Y rozó cumplir dicho objetivo. En los últimos minutos de la contienda, los celestes hicieron mucho daño por las bandas a un Marbella que prácticamente pedía la hora ante la acometidas de los de González. El CD El Ejido tuvo contra las cuerdas al líder, la tuvieron Carralero y Velasco en los minutos 86 y 87, pero no hubo suerte a la hora de rematar. Ambos equipos se estaban dejando la piel en un partido que acabó con un reparto de puntos que quizás sabe peor para los malagueños, por aquello de haber perdido su privilegiada primera plaza, aunque sí certificó su presencia matemática en el play off de ascenso. Los celestes, que durmieron sextos, deben esperar una semana más para sellar su permanencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios