UD Almería

No hay color

  • Alcaraz casi dobla en puntos a Ramis en la comparativa de los 14 partidos que han dirigido

Lucas Alcaraz, con su característico gesto de brazos cruzados antes de un encuentro. Lucas Alcaraz, con su característico gesto de brazos cruzados antes de un encuentro.

Lucas Alcaraz, con su característico gesto de brazos cruzados antes de un encuentro. / photo deporte

Un famoso anuncio de la década de los 80 popularizó aquello de que el algodón no engaña. Si se frota un poco en los catorce partidos que dirigió Luis Miguel Ramis hasta ser destituido, comparados con los catorce que acaba de alcanzar Lucas Alcaraz tras la visita a Huesca, lo cierto es que no hay color. Por eso dicen que las comparaciones son odiosas, porque siempre sale alguien malparado de ellas.

En este caso es el técnico tarraconense, que en sus catorce jornadas al frente del equipo apenas pudo sumar 12 puntos (a una media de 0,85 por partido) el que sale magullado del careo. En su periplo en el banquillo unionista durante el presente curso apenas pudo sumar tres victorias (Nástic, Lorca y Sevilla Atlético), otros tantos empates (Oviedo, Cultural y Valladolid) y encajó la friolera de ocho derrotas, encadenando una racha de cuatro consecutivas y un punto sobre veintiuno posibles que lo abocó a la destitución.

En un movimiento de diversión, por cuanto viraba por completo la filosofía de juego que había implantada, Alfonso García se encomendó a Lucas Alcaraz para salir del atolladero. El granadino garantizaba cambiar la deficiente salida de balón desde la zaga y la palmaria falta de intensidad del equipo por un fútbol más pragmático y efectivo.

Catorce jornadas después los números le dan la razón, casi doblando en puntos a su antecesor al acumular un botín de 22 puntos (una decen más) sobre 42 posibles en dicho tramo, lo que arroja una media de más de punto y medio por partido, cifras que han permitido sacar al equipo de la zona de descenso, ubicándolo cinco por encima de la quema.

Repasando con lupa los dígitos de uno y otro, un viejo mito se desmorona. Los planteamientos de Lucas pueden resultar a priori más defensivos, pero el andaluz ha sumado el doble de goles a favor que el catalán en los mismos encuentros, dieciocho por nueve, mientras que curiosamente ambos han recibido la misma cifra de tantos en contra: diecisiete.

Con 23 años ininterrumpidos dirigiendo a equipos en el fútbol español (con un pequeño paréntesis en el Aris griego y la selección argelina), Lucas parece haber traído la estabilidad y el equilibrio que no solo el equipo, sino toda la entidad, necesitaba desde hace varias temporadas.

Si la experiencia es un grado, el granadino tiene el honor de ser el técnico en activo que más partidos de liga regular ostenta abarcando Primera, Segunda y Segunda B. En el ranking general figura el octavo con 714 choques dirigidos, a solo 14 de Arsenio Iglesias, que lo precede y del que se quedará a uno solo si cumple los 13 que le restan al curso.

Incluyendo duelos de Copa del Rey y promociones, son 770 choques, ganando los mismos que pierde (264) y 242 empates. En Segunda suma 297 duelos para 118 victorias (40%), 104 empates (35%) y 75 derrotas (25%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios