Un Celta ilusionado ante un Barça sin Messi

  • Dembele vuelve y Suárez e Iniesta también son baja

Los jugadores del Barcelona, en un entrenamiento. Los jugadores del Barcelona, en un entrenamiento.

Los jugadores del Barcelona, en un entrenamiento. / EFE

El Celta recibe hoy, en el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey, al FC Barcelona con el objetivo de repetir la gesta del año pasado, cuando eliminó al otro gigante del fútbol español, el Real Madrid. Enfrente se encontrará a un Barça sin Messi, Luis Suárez e Iniesta, mientras que es novedad Ousmane Dembele, que ha vuelto a ser convocado tres meses y medio después de romperse el bíceps femoral de la pierna izquierda en Getafe.

Es un nuevo desafío para el equipo gallego, este curso dirigido por Juan Carlos Unzué, que sabe de la importancia que el torneo copero tiene para el celtismo, después de quedarse a un paso de alcanzar la final en sus últimas dos participaciones, apeado primero por el Sevilla y después por el Alavés en las semifinales.

La solidez del líder de la Liga, su descomunal poder ofensivo y jugar la vuelta en el Camp Nou dificultan el reto para un Celta que quiere llegar vivo a Barcelona, donde esta temporada ya logró arañarle un punto al equipo de Ernesto Valverde (2-2), después de firmar una gran actuación, liderado por Iago Aspas.

Ese partido, como los últimos dos disputados en Vigo, en los que el Celta ganó al Barça (4-1 y 4-3), están muy presentes en el vestuario celeste. Por si fuera poco, Balaídos vivirá la mejor entrada de la temporada: desde hace días ya no hay entradas a la venta.

El Barcelona, tras despedir el año goleando al Real Madrid, saldrá con Cillessen en la portería y con un equipo muy cambiado respecto al que actúa habitualmente. Sin Messi, Luis Suárez e Iniesta en la convocatoria, además de un Deulofeu que sigue sin contar y los lesionados Umtiti y Paco Alcácer, Dembele apunta a titular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios