Delirio y desenfreno en el pub Zaguán con Spanish Friki

  • Cinco cortometrajes fueron los protagonistas de la surrealista noche del martes con las historias más disparatadas de la edición de este año del Festival

Para muchos ser friki es un modo de vida, una razón de ser y hasta un piropo. Otros lo definen como alguien diferente, pero y especial. Y muchos otros los califican de raros. El pub Zaguán acogió en la noche del martes la sesión más golfa del Festival Internacional de Cortometrajes Spanish Friki.

Los cortometrajes que se emitieron son: La gran revelación, Cambiar el mundo, Made in Japan, Santiago Martínez, cazador de ovnis y alienígenas y Mi amigo invisible. Todas estas proyecciones tenían en común lo disparatado de la historia y de sus personajes.

El pub Zaguán tenía el aforo completo y los asistentes disfrutaron de disparatados momentos que produjeron sus carcajadas.

Los integrantes del movimiento chanante: Reyes, Sevilla, Areces y cía estuvieron presentes con el cortometraje La gran revelación.

Uno de los cortometrajistas más importantes del panorama nacional, Nacho Vigalondo, tenía uno de sus trabajos en esta sesión, Cambiar el mundo. Este corto está realizado con la cámara de un teléfono móvil y muestra la historia de un hombre que cree que puede cambiar el mundo con sus manos.

La desvergüenza humana aparece en el corto de Ciro Altabás, en Made in Japan.

Pero uno de los momentos de auténtico disparate fue Santiago Martínez, cazador de ovnis y alienígenas. En este corto, el protagonista lleva años registrando apariciones de ovnis y alienígenas, y no duda en mostrarle a un grupo de personas donde ha avistado vida extraterrestre.

Otro de los grandes momentos se vivieron con Mi amigo invisible, del director Pablo Larcuén. El público del pub Zaguán vivió una noche diferentes, con puntos de surrealismo y donde el disparate estaba servido en pequeñas dosis de cine.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios