Grupo E

Holanda: Estrellas y potencial

La selección oranje busca recuperar su prestigio internacional en el Mundial de Suráfrica con su generación de jóvenes talentos que, igual que sus predecesores, configuran a la vez un grupo brillante e irregular.

Encabezados por atacantes como Van Persie, Robben o Huntelaar, los holandeses realizaron una calificación impecable para la Copa del Mundo, ya que vencieron en los ocho encuentros disputados, con 17 goles a favor y sólo 2 en contra.

Cierto es que su grupo era de los más accesibles, ya que sus rivales fueron Noruega, Escocia, Macedonia e Islandia.

Aún así, los oranje confían en que esta vez podrán reverdecer los laureles de la histórica generación de la naranja mecánica capitaneada por Cruyff, Neeskens y Krol, que logró dos finales consecutivas en 1974 y 1978, aunque con derrotas sucesivas ante Alemania y Argentina.

Desde entonces, el pequeño país con fútbol brillante ha logrado solamente la Eurocopa de 1998 con la generación de Gullit, Van Basten y Rijkaard, pero nada más a pesar de la riqueza de sus talentos.

Las derrotas por penaltis en semifinales (ante Brasil en el Mundial de 1998 y ante Italia en la Eurocopa de 2000), junto con la ausencia de los torneos de 1982 y 2002 confirmaron la tradición de irregularidad que tienen los holandeses a pesar de la calidad que atesoran sus figuras.

De cara a la Copa del Mundo de Suráfrica, su equipo ideal está integrado por Stekelenburg (Ajax) en la puerta, Ooijer (PSV) y Mathijsen (Hamburgo, Alemania) fijos en el centro de la defensa, y Van Bronckhorst (Feyenoord) en el lateral izquierdo, mientras que el lateral derecho está menos definido, entre Heitinga (Everton, Inglaterra) y Van der Wiel (Ajax).

El centro del campo está bastante abierto, ya que pueden alternarse Sneijder (Inter, Italia), Rafael Van der Vaart (Real Madrid), Schaars (AZ Alkmaar), De Jong (Manchester City, Inglaterra) o el incombustible Van Bommel (Bayern, Alemania).

Y en el ataque, el seleccionador dispone de muchas opciones, con Huntelaar (Milan,Italia), Van Persie (Arsenal, Inglaterra), Kuyt y Babel (Liverpool, Inglaterra) y Robben (Bayern, Alemania).

Entre los 25 jugadores alineados en los partidos de clasificación para el Mundial, Ooijer, Mathijsen, Van Bronckhorst, Kuyt y Huntelaar han jugado total o parcialmente los ocho encuentros, seguidos por Van der Vaart y Van Bommel (7), y Robben, De Jong y Van Persie (6).

Los máximos goleadores fueron Kuyt y Huntelaar (tres tantos cada uno), seguidos de Van der Vaart y Van Bommel (dos goles, respectivamente).

Sin embargo, la grave lesión que ha sufrido la pasada semana Van Persie, y que le alejará de los terrenos de juego unos cinco meses, puede ser un grave inconveniente ya que su recuperación para el Mundial puede ser muy justa.

A ello se suma la fragilidad física de Robben, el otro hombre desequilibrante del ataque holandés, y muy tendente a las lesiones musculares.

El seleccionador de Holanda es Bert van Marwijk, de 57 años, quien ofrece un fuerte contraste frente a otros técnicos muy famosos y mediáticos que ha tenido el equipo, desde Marco van Basten hasta Louis van Gaal, pasando por Dick Advocaat o Guus Hiddink.

Sin embargo, Van Marwijk, que fue jugador en equipos modestos de la liga holandesa y tiene un historial discreto como entrenador (una Copa de Holanda con el Feyenoord), se está desenvolviendo por ahora de forma positiva en la gestión de sus figuras.

Tiene como adjuntos a dos ex internacionales de prestigio, los ex barcelonistas Frank de Boer y Philip Cocu, y también al veterano entrenador Dick Voorn.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios