Hugo quiere salir airoso

  • Hace un año Alfonso García destituía a Arconada y llegaba el mexicano Novedad Bernardello está disponible y es previsible que regrese al once · Crusat, lesionado, se cae de la lista Espanyol Cinco derrotas seguidas y ni un gol

Hugo Sánchez se la juega otra vez. El empate ante el Deportivo le dio crédito al azteca para una jornada más, pero una nueva derrota esta tarde ante el Espanyol precipitaría los acontecimientos. Al menos es lo que el presidente ha insinuado a lo largo de la semana. Más allá de la puntuación, al máximo mandatario le preocupan las sensaciones que da el equipo, incapaz de mantener una línea de regularidad en el juego y los resultados.

Con el peso de la destitución sobre sus hombros se sentará por tanto Hugo en el banquillo de Cornellá-El Prat. El día 22 hace un año que se anunció su llegada para sustituir a Arconada, que fue cesado sin comerse el turrón, una amenaza que ahora debe sortear el macho si quiere que su ensoñación hacia el Real Madrid no sufra un brusco parón.Él ya ha dicho que tiene plena confianza en cumplir el objetivo de la permanencia y salir airoso.

Pero para batir a un rival con las mismas urgencias hoy harán falta algo más que palabras. El Espanyol acumula dos meses sin sumar un punto. En ese espacio de tiempo los de Mauricio Pochettino han encajado cinco derrotas consecutivas y ni tan siquiera han marcado un gol, pero la fama de ‘resucita muertos’ acompaña al Almería en este tipo de enfrentamientos.

Para colmo de males, los rojiblancos sufrieron ayer en el último entrenamiento de la semana la baja de Albert Crusat. El catalán se había recuperado del proceso gripal que le impidió estar ante el Deportivo, pero un inoportuno pinchazo en el isquiotibial de la pierna derecha le impedirá medirse al equipo donde se formó como jugador.

Ese contratiempo provocará que el once sea muy similar al de la última jornada, pues Piatti volverá a ocupar el puesto que deja vacante Crusat en la banda izquierda. La única incógnita radica en saber si el regreso de Bernardell o -recuperado de su gastroenteritis- supondrá la suplencia automática de Corona, uno de los destacados ante el cuadro gallego.

Si Hugo se mantiene fiel a sus arcaicos principios deportivos tiene toda la pinta de que será así, por lo que el argentino formará con el camerunés M’bami el doble pivote con Soriano por delante de ambos ejerciendo de enganche; Juanma Ortiz y Piatti como estiletes en las bandas y Kalu Uche solitario en punta.

La zaga, que viene incurriendo en serios despistes durante las últimas jornadas, tampoco parece que sufrirá variaciones pese a la rajada a destiempo de Pellerano pidiendo minutos en los medios de su país. Diego Alves estará bajo palos, con Chico y Acasiete como pareja de centrales, Domingo Cisma en el lateral izquierdo y Michel en el derecho.

El brasileño viene de cuajar un gran encuentro ante los de Lotina y su cotización, a diferencia de la de su compatriota Guilherme (de vacaciones anticipadas en Brasil), sube como la espuma.

 Hace un año la derrota en Gijón supuso que Gonzalo Arconada hiciera las maletas. Su sustituto, con peores números, tiene ahora el agua al cuello, pero un triunfo le daría el crédito suficiente para brindar por el año nuevo en Almería. La suerte está echada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios