Incertidumbre en el vestuario

  • Los jugadores no saben si van a cobrar y entre bambalinas se escuchó: "Es para coger e irse"

El central Charpenet fue el primero en abandonar el barco celeste ante la oferta del Elche y no se descarta que en los próximos días se anuncien nuevas salidas del club por parte de otros jugadores de una plantilla que sigue sin ver su nómina a fin de mes.

La situación es insostenible ya que la incertidumbre que envuelve a los jugadores del Poli Ejido es cada vez mayor con el paso de los días. Se termina el año y todos esperan recibir buenas noticias con respecto a su futuro a principios del mes de enero.

La directiva no ha sido capaz de asegurarles nada concreto con respeto a sus pagos pendientes y eso puede estar provocando la desconfianza dentro del vestuario hacia el club y la más que posible marcha de algunos de sus componentes en el caso de recibir ofertas de otros equipos.

Es evidente que el club no puede afrontar los pagos actualmente, por lo que ya se pone en el peor de los casos y piensa en tomar la decisión de hacer recortes en la plantilla, para poder así reestructurarla de nuevo con nuevas incorporaciones que le sean más rentables económicamente.

La situación es agónica para un vestuario en el que ya se escuchan voces de desesperación. "Esto es para coger e irse", se pudo escuchar en el túnel de vestuarios del conjunto celeste minutos después de finalizar la rueda de prensa de Gabriel Hidalgo a la que asistieron los componentes de la plantilla. El argentino Azcárate y el navarro Arbilla aseguraron durante su visita al Hospital del Poniente no saber nada aún acerca de cuando cobrarán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios