Maquillar carencias y fomentar virtudes

  • Lucas Alcaraz aterriza para un proyecto de futuro a medio plazo manteniendo la LFP

Lucas Alcaraz, en primer término, con Alfonso García al lado y Corona al fondo, desenfocado. Lucas Alcaraz, en primer término, con Alfonso García al lado y Corona al fondo, desenfocado.

Lucas Alcaraz, en primer término, con Alfonso García al lado y Corona al fondo, desenfocado.

A sus 51 años Lucas Alcaraz ha hecho varias milis en los banquillos. Por eso no deja de sorprender que aceptase la propuesta rojiblanca pese a conocer el gatillo fácil del presidente y tras admitir en su presentación que barajó ofertas nacionales y extranjeras.

"Mi plan no era entrenar tan pronto tras lo de Argelia, incluso había rechazado proposiciones tanto de España como de fuera. Contactaron conmigo y decidí escucharles porque coincidimos en la voluntad de venir para intentar salvar al equipo, una empresa complicada pese al último triunfo. Llevaban varios años en los que las cosas no salen y querían un proyecto más sólido e identificable con señas de identidad de otros momentos de la propia casa a nivel deportivo", explicó el propio técnico granadino.

Corona hizo un considerable y extraño esfuerzo por justificar que su contratación había estado consensuada: "Tras ese golpetazo que nos metemos en Albacete nos reunimos en Águilas Alfonso, Ibán [Andrés] y yo y tras analizar lo que le sucede al equipo entendemos que había que dar un giro y que la persona que mejor nos podía reestructurar o dar esas características perdidas era Lucas. Fue todo muy rápido porque los tres creímos que era nuestro hombre. Su método es super eficaz, es capaz de formar un equipo sólido a la vez que vertical, con experiencia para conocer los entresijos de Segunda y extraer petróleo en cualquier campo".

Sea como fuere, el técnico ya piensa en cómo abordar al Barça B el domingo en el Mini Estadi y cómo mejorar a su equipo: "El Almería tiene sus carencias y virtudes, hay que maquillar las carencias y fomentar las virtudes reajustando al equipo, aunque ahora no sea un tema prioritario para que sea competitivo. La empresa es complicada, pero podemos mejorar y potenciar las virtudes (...) Tenemos que ser realistas, tras un cuarto de competición la situación es la que es y no se puede pensar en un horizonte mayor al siguiente partido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios