Miguel vuelve a pasar por comisaría

  • El lateral del Valencia volvió a protagonizar graves incidentes en una discoteca de Lisboa

Una discoteca, un incidente de madrugada y la presencia de la Policía han coincidido de nuevo en torno al jugador del Valencia Miguel Brito, quien se vio envuelto en Lisboa en un altercado en el que ha habido hasta disparos.

Según informaron fuentes policiales portuguesas, el incidente de la pasada madrugada se produjo en torno a las cinco cuando "cuatro o cinco individuos", entre ellos el futbolista, intentaron entrar en una discoteca cuando el local ya estaba cerrado, lo que produjo un altercado en el que se oyeron los disparos.

Dos horas después, Miguel y sus acompañantes regresaron al lugar de los hechos y fueron detenidos, aunque el jugador del Valencia fue liberado poco después, mientras que quedó detenido uno de sus acompañantes, al que se le incautó un arma de fuego.

No es este el primer incidente en el que participa de madrugada el futbolista del Valencia, ya que hace dos años, junto a su compatriota Manuel Fernandes, también jugador del club, tomó parte en un altercado ocurrido en una discoteca del centro de Valencia.

Fue el 4 de enero de 2008 y en aquella ocasión, Manuel Fernandes se vio obligado a pasar la noche en una comisaría de Valencia, al tiempo que Miguel, que estaba acompañado por su hermano, no fue detenido, lo que le permitió dar su versión de lo ocurrido ante los medios de comunicación en la mañana siguiente.

Según explicó entonces, habían sido acusados por otro cliente del establecimiento de haber robado un reloj, lo que provocó un enfrentamiento que obligó a la seguridad del local a llamar a la Policía para resolver el problema y evitar males mayores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios