Paraísos terrenales e idílicos

  • El litoral almeriense está repleto de estos enclaves naturales que ofrecen espectaculares paisajes Su mayor concentración se da dentro del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar

Almería puede presumir de playas y calas vírgenes que aún se mantienen intactas en la provincia. Estos espacios únicos se sitúan a lo largo de todo el litoral almeriense, con su mayor concentración en el Parque Natural Cabo de Gata- Níjar. En estos paraísos terrenales se puede disfrutar de tranquilidad y naturaleza en enclaves donde muy pocos han estado antes.

El Paraje y Reserva Natural Punta Entinas- Sabinar alberga uno de los sistemas de dunas mejor conservado de la Península Ibérica, además de ofrecer kilómetros de fina arena en su bella playa virgen. Este enclave situado entre Roquetas de Mar y El Ejido es uno de los grandes desconocidos de la provincia, a pesar de su gran riqueza natural. Los Charcones de Punta Entinas son dos albuferas semicolmatadas, separadas del mar por una barra de arenales y dunas que presentan a su alrededor una extensa zona de marjal y saladar. Un paisaje único para bañarse y sentirse en contacto con el mar.

También la zona de Carboneras cuenta con algunas playas vírgenes espectaculares, como es el caso de la popular Cala de los Muertos, de blanca y granulosa arena y un agua azul verdosa rodeada por acantilados volcánicos o la Cala de la Media Naranja, que cuenta con la protección de reserva marina.

El municipio de Níjar -también en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar- es el que alberga un mayor número de calas y playas vírgenes y protegidas en la provincia de Almería. Esto supone el máximo respeto y atención a estos lugares idílicos y únicos, que se conservan hasta nuestros días gracias al trabajo de las instituciones públicas y al cuidado de sus visitantes, muy concienciados de la necesidad de preservarlos.

Muchas son las playas vírgenes dentro de Cabo de Gata, una zona con predominio de arenas oscuras debido a su origen volcánico, aunque no siempre es así. En Aguamarga, por ejemplo, encontramos la Cala del Plomo, una recóndita cala aislada, en estado virgen, de arena blanca y con aguas tranquilas y cristalinas.

Las playas más conocidas son seguramente el Playazo de Rodalquilar, muy extensa y con unas condiciones ambientales excepcionales, cuyos fondos marinos, igualmente bellos, son muy frecuentados por submarinistas; y Los Genoveses, Mónsul, Media Luna y El Barronal. Estas dos últimas, cercanas al pequeño pueblo de San José, además de sus espectaculares paisajes, son muy reconocidas en España y en el mundo entero por haber sido escenario de películas y videoclips de grandes estrellas.

También son muy populares la Playa del Charco, Cala Arena, Cala Rajá o la Playa de las Amoladeras. Ésta última es una inmensa playa virgen respaldada por un espectacular sistema de dunas y alberga la laguna de desembocadura de la Rambla de Morales, habitada por una interesante avifauna acuática.

Cada una de estas joyas tiene sus peculiaridades, como la Cala Chicré, que es una de las mejores playas nudistas de España; o la Cala del Barranco Negro, que está escondida entre vegetación de pinos y palmeras. Cala Carbón, Playa Media Luna, Cala Palmita, Cala Grande, Playa del Barronal, Cala Chica, Cala Príncipe, Cala los Amarillos, Cala Higuera, Cala Tomate, Cala Carnaje, Cala Bergantín, Cala del Cuervo, Cala San Pedro, Cala Montoya, Cala Chumba, Cala de Enmedio... como se observa la lista existente es interminable y cada uno de estos enclaves hará sentir al visitante como la primera persona que lo ha visitado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios