fútbol liga de campeones

Sólo uno quedará en pie

  • El Real Madrid, con Kroos y Modric seguramente en el banquillo y la duda de si Bale será titular, defiende su 3-1 en París

  • Emery se encomienda a Di María como relevo de Neymar

El lateral izquierdo Marcelo, en el entrenamiento previo al partido en el Parque de los Príncipes. El lateral izquierdo Marcelo, en el entrenamiento previo al partido en el Parque de los Príncipes.

El lateral izquierdo Marcelo, en el entrenamiento previo al partido en el Parque de los Príncipes. / fotos: ian langsdon / efe

El Paris Saint-Germain vivirá hoy el partido más importante de su reciente historia con la visita del Real Madrid para disputar la vuelta de unos octavos de final de la Liga de Campeones en la que sólo una cosa es segura: un favorito quedará eliminado en la primera ronda del KO.

La presión es máxima para los dos equipos. El PSG está muy obligado por la montaña de dinero gastada en los últimos años y por el doloroso 3-1 que recibió en la ida. Por su parte, el Real Madrid es el vigente campeón y sólo le queda la Liga de Campeones para salvar la temporada después de despedirse prematuramente de la Liga y la Copa del Rey.

Desde su derrota en Madrid, el PSG desterró cualquier argumento futbolístico para la previa y se entregó a factores emocionales. Primero fueron las críticas arbitrales y después fueron los intentos de propiciar un ambiente terrorífico en el Parque de los Príncipes.

Por el camino quedó la lesión de Neymar, un enorme golpe para el equipo francés. Pero el Real Madrid también podrá argumentar las lesiones de Luka Modric y Toni Kroos. Sus dos futbolistas más ingeniosos del centro del campo están entre algodones. No son lesionados menores, ni mucho menos. Ambos jugadores viajaron a París tras recuperarse contrarreloj, aunque lo más probable es que no actúen de inicio. Pero todo dependerá de cómo los vea Zidane en las horas previas al choque.

La otra duda del conjunto blanco es comprobar si su entrenador apuesta por la llamada BBC -la delantera formada por Bale, Benzema y Cristiano Ronaldo- o si vuelve a dejar al galés en el banquillo, como hizo en la ida.

Son muchas opciones y en la recámara permanecen futbolistas como Kovacic, Isco, Lucas Vázquez o Marco Asensio, todos ellos con opciones de jugar dependiendo de a quién recupere Zidane y cómo elija jugar.

El PSG sabe que sólo le vale atacar y ser certero. Lo más probable es que la baja de Neymar dé la oportunidad a Di María, muy motivado ante su ex equipo. Por delante tendría a MBappe y Cavani.

Además, Emery recuperó para el choque al mediocentro Thiago Motta, quien se perdió la ida por lesión, y todo apunta a que será titular para intentar dar a su equipo ese equilibrio que le faltó en el encuentro de ida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios