Tony Martin da otro de sus recitales

  • El alemán vence con una 'crono' de 15 kilómetros contra el pelotón

El alemán Tony Martin (Omega Pharma-Quick Step) se impuso en solitario en la segunda etapa de la 54 Vuelta al País Vasco, en una jornada de continuo sube y baja y cuatro altos puntuables, aunque todos lejos de la meta.

El campeón mundial contrarreloj de los tres últimos años se aprovechó de una escapada de siete corredores en el kilómetro 18 que él mismo provocó para dar en la parte final uno de los recitales que acostumbra en este tipo de situaciones. Una muestra de lo que lo ha convertido en el mejor especialista contra el crono del pelotón mundial, con permiso de Fabian Cancellara, puede ser lo que ocurrió en la Vuelta a España 2013 cuando Martin se fugó de salida, estuvo escapado en solitario 175 kilómetros y fue cazado a unos metros de la meta en Cáceres por un pelotón precisamente a lomos de la locomotora suiza.

Martin estuvo escapado 137 kilómetros, aunque 119 acompañado. El final esta vez sí fue feliz, pues aventajó en 30 segundos al pelotón principal, liderado en el sprint por el velocista del Sky Ben Swift. Con él entró Alberto Contador (Tinkoff-Saxo), decimosexto en la meta, que continúa de líder con los 14 segundos de ventaja que le sacó en la primera etapa a Alejandro Valverde (Movistar).

Las dos grandes estrellas de la prueba volvieron a protagonizar de los momentos más emocionantes de la etapa en el repecho de Venta Berruet, que se subió dos veces, cerca de la meta, pero sin consecuencias para la general porque el terreno no dio para más. Tampoco tuvo éxito un ataque de otro ex campeón del mundo, Philippe Gilbert, a cuatro kilómetros de meta.

La etapa estuvo marcada por la escapada que aprovechó Martin. El pelotón dejó hacer porque el único de los fugados que podría preocuparles era el propio Martin, aunque el primer día perdió más de 11 minutos. La fuga no llegó a alcanzar ni los tres minutos de diferencia y, ya con el pelotón a menos de un minuto, a 18,5 kilómetros de meta fue cuando el alemán cambió el ritmo. Gorka Izagirre (Movistar) salió tras él y Bakelants, compañero de Martin, hizo un último esfuerzo para a ayudar a su líder a la espera de su ataque final poco después. Los últimos kilómetros fueron una carrera de persecución entre el pelotón, lanzado por el Sky, y el germano, que acabó por inscribir su nombre como el ganador de otra jornada rompepiernas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios