La UDA contemporánea

  • Unai Emery y Javi Gracia, artífices de los ascensos

A la imagen que ilustra esta crónica solo le falta José María Maguregui para completar el laureada trinidad rojiblanca. Esa instantánea ya solo podrá captarse en el reino de los cielos tras el fallecimiento hace unos meses del primer técnico que subió a un equipo almeriense a la máxima categoría. Fue en un remoto 1979 con la extinta Agrupación Deportiva, pero si nos centramos en la época contemporánea, ya bajo las siglas de Unión Deportiva, los artífices de los dos ascensos que han completado el 'triángulo mágico' son Unai Emery y Javi Gracia.

A los tres los unía su procedencia norteña. Maguregui (vizcaíno de Miravalles), Emery (guipuzcoano de Hondarribia) y Gracia (pamplonica de nacimiento).

Si el primero obró un milagro (no en vano fue el primer ascenso de cualquier entidad futbolística provincial) con medios bastante precarios, sus sucesores tampoco lo tuvieron fácil a la hora de abrirse camino hasta la cúspide de la pirámide.

Emery arribó en Almería en el curso 2006-2007 procedente del Lorca Deportiva con la misión de llevar el ambicioso proyecto de Alfonso García a Primera siendo un novato que ya acreditaba buenas dotes de mando en los banquillos.

Capeó algún que otro temporal, sobre todo en el arranque de la temporada, cuando una derrota casera frente al Cádiz tras una pésima racha le hubiera costado la cabeza, pero salió del bache y no solo cumplió el objetivo, sino que clasificó en ocatava posición al equipo en su debut en Primera, con lo que se ganó el respeto, el cariño y la admiración de la afición unionista.

A Javi Gracia se le encomendó la misma misión en 2013. Partía con una diferencia, la exigencia era mayor al asumir un plantel que venía de estar cuatro campañas en Primera y los aficionados se habían acostumbrado ya al caviar. El pamplonica no terminó nunca de congeniar con la grada. Su fútbol timorato en comparación con la atrevida y sagaz propuesta de Emery, unido a la eterna comparativa entre ambos, lo dejó seriamente perjudicado.

Igualmente, vía play off, certificaba el objetivo. Luego no hubo entendimiento con el presidente y tomó las de villadiego. El viernes llega con sed de venganza uno de los creadores de este Almería contemporáneo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios