NATACIÓN

La ciencia detrás de las medallas

  • El catedrático de la Universidad de Granada Raúl Arellano ha desarrollado un programa informático único en el mundo que ayuda a los nadadores de la selección a perfeccionar su técnica

Un ordenador desarrollado por la UGR recoge en tiempo real los movimientos de los nadadores. Un ordenador desarrollado por la UGR recoge en tiempo real los movimientos de los nadadores.

Un ordenador desarrollado por la UGR recoge en tiempo real los movimientos de los nadadores. / REPORTAJE GRÁFICO: ÁLEX CÁMARA

¿Qué hace que una persona pase media hora de una mañana de un viernes cualquiera viendo cómo un grupo de nadadores hace largos sin aparentemente nada en juego? Nada menos que la presencia de una campeona olímpica, mundial y europea en la piscina. Por esto, la mañana de ayer no fue normal en la Facultad de Ciencias del Deporte. La pequeña grada albergaba a cerca de cien personas sólo para ver cómo Mireia Belmonte, junto a otros componentes del equipo nacional de natación, se sometían a un control oficial sobre la distancia de tres kilómetros.

No es la primera vez, ni será la última, que la mejor nadadora (y seguramente deportista) más importante de la historia de España 'se hace unos largos' en la instalación de Almanjáyar. Hace ya casi cuatro años, antes de tocar la gloria en Río de Janeiro, compitió en unos Campeonatos de Andalucía de 5.000 metros en piscina corta. Una pileta que no es cualquiera. En sus entrañas, escondida a la vista de un profano, la piscina de lo que los más mayores siguen llamando INEF alberga el sistema más moderno de medición y estudio del deporte de la natación. El grupo de trabajo encabezado por el catedrático de la materia Raúl Arellano lleva años perfeccionando sus análisis biomecánicos con tecnología punta. Un proyecto aún inacabado pero que lleva mucho tiempo dando resultados, quizás los que han permitido a Mireia Belmonte dar el paso adelante para lograr sus éxitos en un deporte como la natación, altamente competitivo. "Tienen confianza en nosotros porque llevamos muchos años colaborando con ellos. Hemos podido influir positivamente en sus rendimientos en algunos momentos clave", relata el profesor Arellano.

Hemos influido en los rendimientos de Mireia positivamente en momentos clave"

Ayer se organizó un test con tiempos oficiales para categoría masculina. Su finalidad era que los miembros del equipo nacional lograran las marcas mínimas para los Campeonatos de España del mes que viene en Mataró. Pero más que ese puro formalismo en forma de tiempos, Arellano y su equipo le proporcionaron a Fred Vegnoux y los técnicos de la selección nacionbal datos que no hubieran podido conseguir en otro lugar.

Vergnoux, entrenador culpable del éxito de Belmonte, lo explica: "No como uno de los mejores, sino el mejor del mundo. Lo que tiene esta piscina no está en ningún otro lugar. Ha sido un trabajo de fondo de toda la UGR y de Raúl Arellano, el líder de este proyecto. La aplicación es increíble porque permite hacer un análisis en directo de la prueba. Puedes tener los datos en el momento de la competición y no tener que esperar dos o tres horas para hacer los análisis".

Arellano, mientras tanto, recoge con una cámara subacuática manual detalles de los nadadores bajo el agua. Pero este es un gadget más, uno que da el detalle más insignificante. La joya de la corona está en el lateral frente a la grada. Una gran sala de máquinas, una pizarra de rotulador y ordenadores. Uno de ellos refleja en su pantalla una visión casi irreal: una visión completa de todos los nadadores de la piscina al mismo tiempo. "Estamos grabando a los nadadores con 17 cámaras de alta resolución, algunas de alta velocidad, y esto permite que le demos unos vídeos clave a los entrenadores para que ellos puedan recomendar algunas mejoras a esos deportistas", explica Raúl Arellano, miembro del proyecto Aquatics Lab y el gurú de la natación desde su ala más científica.

"Nos permiten ver de forma global. Tenemos un sistema de ocho cámaras que están situadas encima de la piscina, que es el sistema más avanzado del mundo para el análisis de la información, que se recoge automáticamente. Por primera vez en la historia va a haber datos de una prueba de 3.000 medidos cada cinco metros. Todas las frecuencias, las brazadas, todo lo que hace el nadador. Esto no se ha hecho nunca", explica orgulloso este pamplonés, granadino de adopción vía UGR, que sentencia: "En tres años hemos avanzado diez en investigación". Lo dice alguien que empezó su trabajo de campo en Barcelona 92, cuando internet estaba en pañales.

Un trabajo que derivará en un software que en unos años se venderá o se alquilará para cualquier federación, pero que de momento sólo existe en Granada. Porque se ha creado en Granada. Hay más trozos de la provincia en las medallas de Mireia Belmonte que sólo sus estancias en el CAR de Sierra Nevada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios