ud almería

La clave está en casa

  • Ganando tres de los cuatro partidos que le restan como local la UDA rozaría la salvación

  • Reus y Barça B tienen el calendario más complicado

Gaspar disputa el esférico con Álvaro García el pasado viernes en el Ramón de Carranza. Gaspar disputa el esférico con Álvaro García el pasado viernes en el Ramón de Carranza.

Gaspar disputa el esférico con Álvaro García el pasado viernes en el Ramón de Carranza. / diario de cádiz

Aunque Cultural Leonesa y Córdoba se han acercado más que nunca en la tabla, el punto sumado en el Ramón de Carranza podría valerle al Almería su peso en oro en la recta final de la competición. La cuenta atrás ya se ha iniciado y todos los equipos miran de reojo el calendario del rival de turno para ver lo difícil o suave que se les pone.

A falta de ocho jornadas para el final son siete los conjuntos que luchan por eludir las dos plazas que sigue habiendo en el aire para ocupar un sillón en el descenso hacia Segunda B, ya que ni leoneses ni cordobeses parecen desfallecer en el intento. En ese sentido la UDA es consciente de que la permanencia pasa por el Estadio Mediterráneo.

A los de Lucas Alcaraz le restan cuatro jornadas como locales y ganando tres de esos partidos se proyectarían a 47 puntos, cifra que puede otorgar la indulgencia esta campaña. Los duelos ante Albacete, Barça B (vital al ser rival directo), Granada y Alcorcón (en la penúltima fecha) se desvelan como decisivos para los intereses indálicos.

Lejos de la Vega de Acá hace bastante frío pues entre los desplazamientos que le restan a los rojiblancos hay un viaje a Zaragoza, otro a Tenerife, la visita al Nuevo Arcángel y cierre en el Anxo Carro de Lugo, donde Francisco podría ejercer de inesperado juez del futuro unionista.

Con todo, tal vez el peor calendario lo tengan Barça B y Reus. Los dos conjuntos catalanes tienen que medirse a la gran mayoría de equipos que disputan el ascenso directo o entrar en play off, lo que añade un punto de dificultad a su empresa. Algo similar le ocurre al otro catalán en liza, el Nástic, si bien en su caso cuentan con el 'comodín' de visitar a Lorca y Sevilla Atlético, virtualmente ya descendidos.

El Alcorcón pasa por ser quien tiene el calendario más benévolo, viéndoselas igualmente a domicilio con los del vagón de cola y solo ante tres huesos de la parte alta. Los enfrentamientos directos (se avecina un Cultural-Córdoba en tres jornadas) podrían clarificar mucho todo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios