"Los sacrificios no deben ser particulares, sino generales"

  • El presidente de la Sala Tercera acudió a la llamada de la UAL en la última jornada del curso sobre 'Novedades jurisprudenciales', donde abogó por la independencia judicial

La presencia destacada de la jornada de ayer en el curso con sede en el Colegio de Abogados, llegó con la presencia de José Manuel Sieira, presidente de la Sala tercera del Tribunal Supremo, quien por segundo año consecutivo, no dudó en acudir a la llamada de su directora, Alejandra Frías, para hablar del futuro del alto tribunal pero, sobre todo, de la independencia total por la que debe luchar la el ordenamiento jurídico español.

"Los sacrificios no pueden ser generales, sino particulares", manifiesta el magistrado que atendió a Diario de Almería antes de su intervención refiriéndose a la crisis que afecta tanto a los tribunales como a a la sociedad por igual. Además, se manifiesta sobre la necesidad de reestructuración que requiere la justicia para alcanzar la autonomía plena, en igualdad con el resto de los poderes del Estado. "Es verdad que en España, los jueces son independientes, individualmente considerados. Lo que no estoy tan seguro es que el Poder Judicial sea un poder en igualdad con el resto de poderes, el Ejecutivo y el Legislativo. Y eso, sin embargo, la Constitución lo exige", argumenta Sieira.

Sobre el futuro, el presidente es cauto, pero tras los planes de actuación desarrollados en la materia y que tan buen resultando están dando donde, en 2011, la Sala tercera del TS consiguió recaudar más de 1.600 millones de euros en sus procesos y una descongestión muy importante, está a la espera de que se termine de gestar el anteproyecto de Ley que pondrá un nuevo panorama del que con el tiempo, "se podrá entrar a valorar".

El magistrado no eludió un tema de tanta actualidad como es la renuncia del expresidente del CGJP, Carlos Dívar, situación que Sieira califica como de "muy desagradable para el Poder Judicial" y confesó que no es "partidario de que se den qué tipo de compensaciones", en referencia a la indemnización de más de 200.000 euros que ha solicitado, pero si querer extenderse, Sieira reconoce que la Ley es así para este tipo de cargos en los que tienes que abandonar tus funciones. Lo que sí le reprocha y echó de menos del expresidente fue "la falta de explicaciones en el momento oportuno".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios