Banca Cívica admite contactos pero no descarta seguir en solitario sin fusiones

  • La entidad asegura que puede cumplir los requerimientos del Gobierno mediante el canje de preferentes y la venta de participadas · El grupo cierra 2011 con un beneficio de 183 millones, un 6% menos

Aunque Antonio Pulido y Enrique Goñi, copresidentes de Banca Cívica, recalcaron que ayer sólo tocaba hablar de los resultados de 2011 y que como sociedad cotizada estaban sujetos a la información suministrada al mercado, no pudieron evitar que las posibles alianzas de la entidad se convirtieran en el centro de su comparecencia ante la prensa. Ambos directivos incidieron en el mismo mensaje: hay contactos con otras entidades; pero si no fructifican, el grupo formado por Cajasol, Caja Navarra, Caja Canarias y Caja de Burgos está en condiciones de seguir su andadura en solitario.

"Como el resto del sector, todos estamos hablando con todos, pero las conversaciones pueden llegar a buen puerto o no", admitió Antonio Pulido. Tras la cuarta pregunta sobre este asunto, sólo dio alguna pista al reflejar que el escenario se aclarará tras la subasta de Unnim, que ha recibido ofertas vinculantes de compra por parte de Santander, BBVA, Popular e Ibercaja. "Cabe ir solo o acompañado. No se sabe a quien se va a dar Unnim, y no sé en qué medida nos afectará", indicó.

La fecha clave es el 31 de marzo, que es el límite temporal fijado por del decreto de la reforma financiera para que la banca anuncie su estrategia de recapitalización. Si opta por ir en solitario, debe cubrir su exposición inmobiliaria este mismo año, pero si se fusiona, tiene dos hasta dos años de plazo.

Banca Cívica debe cubrir 1.248 millones de euros en provisiones, y otros 783 millones en capital. Sin embargo, Enrique Goñi insistió en que las necesidades reales ascienden a unos 500 millones en provisiones -tras computar el saneamiento ya realizado y los resultados de 2012- y únicamente 72 millones en el capítulo de capitalización, gracias a su exceso de capital.

Según el copresidente de Banca Cívica, estos 572 millones de euros podrían ser cubiertos mediante el canje de participaciones preferentes por un valor de 900 millones. Al canje se agregará la venta de parte de su cartera de participadas, con la que la entidad prevé ingresar unos 400 millones. "Lo relevante es saber si tenemos capacidad de capitalización para quedarnos por encima del 8% de core capital y Cívica la tiene", manifestó Enrique Goñi, que especificó que cada punto de core capitalequivale a unos 425 millones de euros. Si se efectuara el canje de todas las preferentes, pasaría del 9% actual al 11%, por lo que tras el saneamiento, la entidad se mantendría por encima del listón legal del 8%.

Ésta es la razón por la que los directivos creen que pueden seguir en solitario. La duda es si el Ministerio de Economía permite esta vía. Una circular reciente del Banco de España especifica que para casos como el de Banca Cívica, que se integró antes del 1 de septiembre de 2011, las provisiones deben salir de su cuenta de resultados, es decir, de sus beneficios, y no de su patrimonio. A la espera de la Orden Ministerial que desarrolle el decreto, Goñi subrayó que sí cuentan con el visto bueno de los reguladores.

Si la entidad entra en un proceso de fusión, como espera el mercado, Banca Cívica podrá sanear contra patrimonio y contará además con dos años de plazo. Si sigue en solitario y se computan únicamente los resultados, Banca Cívica deberá incrementar notablemente su beneficio este año, ya que en 2011 se situó en 183 millones de euros, un 6,4% inferior al registrado en 2010. No obstante, el beneficio antes de impuestos recurrente ascendió a 380 millones, a los que hay que restar 32,4 millones de euros de coste neto de las ayudas del FROB, y otros 114,2 millones de euros de los costes de integración.

En este sentido, Enrique Goñi destacó el objetivo de reducir la ratio de eficiencia desde el 62,6% actual hasta el 50% en 2013. "Sobran costes, no personas", incidió el directivo, que destacó que la propuesta presentada a los sindicatos pasa por una suspensión de contratos rotativa durante cuatro años para el 80% de la plantilla, así como un recorte salarial de hasta el 20%, limitado a los sueldos superiores a 35.000 euros anuales.

Banca Cívica tiene cubiertos sus vencimientos de financiación mayorista hasta 2015. Además, la entidad captó en la subasta especial de ayer 6.100 millones, que destinará a cancelar emisiones que son más caras, a comprar deuda, y a dar mayores créditos, lo que esperan que repercuta en su beneficio.

El margen de intereses se vio afectado por la coyuntura económico, y disminuyó un 29,3%. Parte de este descenso fue compensado por el resto de ingresos, que subieron un 6% en su conjunto, hasta los 527 millones, con una importante contribución de las comisiones, que crecieron un 6%.

El activo total se mantuvo en 72.193 millones, un 0,62% inferior a 2010. El crédito a la clientela experimentó un descenso del 1,2% -frente al -3% de "media de los cuatro bancos cotizados equivalentes", según Goñi- hasta los 49.366 millones. Los depósitos disminuyeron un 6,2%, hasta los 49.862 millones. En cambio, los recursos fuera de balance crecieron más de un 4%, hasta los 7.926 millones. La mora crediticia se situó en el 7,93% y la morosidad total en el 6,35%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios