Carbures eleva su facturación un 10% pero registra un Ebitda negativo

Carbures logró unos ingresos de 79,9 millones de euros en 2017, lo que supone un incremento del 10,4% respecto al año precedente, pero presentó un resultado bruto de explotación (Ebitda) negativo de 1,77 millones de euros debido a gastos extraordinarios, frente al positivo de 133.000 euros de un año antes, según informó ayer la compañía. No obstante, el Ebitda recurrente, que no incluye dichos gastos extraordinarios por importe de 4,05 millones de euros, se situó en 2,3 millones de euros en 2017, por encima de los 100.000 euros de 2016, gracias a los buenos resultados de las tres líneas de negocio, aeroespacial, automoción y obra civil.

Su tendencia de crecimiento se ha producido tanto en la producción de piezas y estructuras en materiales compuestos como en la venta de líneas de producción con tecnología propia y de vanguardia (robótica colaborativa e inteligencia artificial) y en todas sus divisiones.

Durante 2017 se ha producido una "reducción significativa" de su deuda neta, que alcanzó los 60,2 millones de euros, la menor cifra alcanzada desde 2013. El presidente y fundador de Carbures, Rafael Contreras, señaló en el comunicado que el empleo de los materiales compuestos "sigue consolidándose como alternativa al metal" en diversos sectores industriales, especialmente en aquellos vinculados con la movilidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios