Clamor por la defensa de los derechos sociales y laborales

  • Miles de personas reclaman al Gobierno y a la UE que dejen de "desmontar" el Estado de bienestar

Comentarios 2

Miles de personas se manifestaron ayer en Barcelona en contra de los recortes y para pedir un cambio en la política económica en Cataluña, España y la Unión Europea (UE), que ponga fin a la austeridad, facilite la creación de empleo y garantice los servicios sociales básicos del Estado de bienestar.

A la manifestación, convocada por los sindicatos CCOO, UGT, USOC y Unió de Pagesos, con el apoyo de PSC, ERC e ICV, acudieron entre 50.000 personas, según la organización, y 8.000 personas, según la Guardia Urbana, que recorrieron en un ambiente reivindicativo la Via Laietana de Barcelona bajo el lema Por una Cataluña Social. Defendamos nuestros derechos.

La protesta de ayer en Barcelona se enmarca en la convocatoria de la Confederación Europea de Sindicatos contra las políticas de austeridad y para exigir un cambio de rumbo económico a partir de las próximas elecciones al Parlamento europeo.

La marcha, en la que también participaron afectados por las preferentes, concluyó con la lectura por parte de un niño de un manifiesto unitario en defensa de los derechos sociales, en demanda de un nuevo rumbo en la política económica y de que se acabe con los recortes "impuestos" por el Gobierno central y por la Generalitat para "desmontar" el Estado de bienestar.

El manifiesto también reclama que se garanticen la sanidad y la educación públicas, que se luche contra el paro y la precariedad laboral, que se impulsen medidas en contra de la pobreza y a favor de la cohesión social y que se garantice el derecho a una vivienda digna.

Por delante de la pancarta inicial se situaron a lo largo de toda la marcha una cincuentena de discapacitados físicos de la plataforma Ecom, que clamaron contra los recortes en la Ley de Dependencia, así como varios trabajadores de la empresa Panrico, que actualmente atraviesa por un conflicto laboral.

En declaraciones a los periodistas, el secretario general de CCOO en Cataluña, Joan Carles Gallego, advirtió que la política económica que impulsan actualmente la UE y los gobiernos central y catalán son "contrarios al interés de los ciudadanos", por lo que abogó por un cambio de rumbo que permita aprobar presupuestos extensivos. También subrayó la importancia de mantener la presión social para poder cambiar la "cultura económica dominante" y optar por un modelo centrado en las políticas sociales, en el que ningún ciudadano quede excluido.

En la misma línea, el líder de la UGT catalana, José María Álvarez, abogó por aprovechar las elecciones europeas para acometer un cambio en la política económica comunitaria, con la creación, por ejemplo, de un fondo de dos billones de euros para crear ocupación a partir de inversiones en infraestructuras. Celebró además que en España ya se ha llegado a la "recta final" de la etapa de Gobierno de Mariano Rajoy, por lo que entiende que muy pronto se podrá poner fin a los "abusos" de la actual mayoría absoluta y derogar iniciativas como la reforma laboral.

En nombre del PSC, el candidato a las elecciones europeas Javi López destacó que la cita en las urnas del próximo 25 de mayo debe servir para crear una alternativa que acabe con las desigualdades sociales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios