Limitaciones de la venta de viviendas a extranjeros

  • Aumenta la compra de pisos en Andalucía por parte de foráneos

LAS expectativas puestas en la venta de viviendas a extranjeros son lógicas, ya que diversas razones hacen atractivo el mercado en Andalucía. Sin embargo, las ventas a foráneos, aunque suben, representan una parte relativamente pequeña del total. Son, sin duda, un alivio en determinadas localidades costeras, pero en conjunto no tienen volumen suficiente para que podamos hablar de una recuperación de la promoción.

Es interesante ver la evolución de los extranjeros residentes que están empadronados en Andalucía. El crecimiento en la última década ha sido espectacular. Pese a que la recesión económica y la falta de empleo hacían suponer que habría una caída, sólo en 2013 se frena la inmigración, con más de 5,5 millones en España, de los que 730.000 están en Andalucía. Esto supone un incremento desde 2003 del 108% y del 158%, respectivamente.

Por provincias destaca el crecimiento de esta población en Huelva, seguida de Sevilla, Jaén y Córdoba, Granada y Almería; el menor incremento porcentual en Málaga no debe ocultar que es la provincia donde más extranjeros hay, pasando de 130.000 en 2003, a casi 300.000 en la actualidad, sin que la crisis haya llevado a una reducción.

En la tabla que recoge la evolución del número de transacciones inmobiliarias, de viviendas nueva y usada, según residencia del comprador, se observa que en Andalucía, del total de operaciones, el 88% eran de españoles, y el resto de extranjeros, residentes y no residentes. Hay una pequeña cantidad para la que no consta la nacionalidad. Son compraventas de viviendas hechas ante notario, a través de escritura pública. En España el 86% de las operaciones las hacían españoles, una cifra muy similar a la de Andalucía. Si nos vamos a 2013 este porcentaje baja en España al 82%, lo que indica que en el total hay un 4% más que son extranjeros, y en Andalucía ocurre prácticamente igual, con un porcentaje similar de incremento de lo que suponen los extranjeros. En cifras absolutas, estamos hablando de que en 2013 en España se vendieron 300.000 viviendas, de las cuales 59.000 fueron en Andalucía, es decir, un 20% del total. De ellas, los extranjeros compraron unas 50.000 en toda España, de las que 10.000 fueron en Andalucía.

Estos datos no muestran una presencia especialmente significativa de la compraventa de viviendas por extranjeros en Andalucía, que la destaque de la media nacional, aunque el peso de los extranjeros ha aumentado en estos años un 4,5% y Andalucía sigue conservando un porcentaje muy importante (el 20%) de las ventas. Los esfuerzos que se hagan para atraer compradores extranjeros serán muy útiles, pero como vemos las cifras son pequeñas en relación a las expectativas creadas, por lo que no hay nuevos proyectos significativos de promoción.

Las operaciones de las nuevas inmobiliarias que cotizan en Bolsa o en el mercado alternativo bursátil (Socimi), las de los fondos de inversión, las ventas de la sociedad para la adquisición de activos de la reestructuración bancaria (Sareb), han sido sobre activos diversos: créditos hipotecarios, centros comerciales, oficinas y hoteles, por lo que no hay una correspondencia entre el volumen de esas operaciones y la compra de vivienda. Lo más positivo es que el mercado se mueve y hay una demanda real de activos inmobiliarios, pero queda todavía mucho por hacer, mucho esfuerzo por parte del sector privado y del público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios