Volkswagen y Suzuki se alían para hacer frente a India y China

  • El fabricante de coches alemán se convertirá en el primer accionista de la marca japonesa en una operación por valor de 1.700 millones.

El fabricante japonés Suzuki Motor y el peso pesado alemán Volkswagen firmaron este miércoles una alianza de capital dirigida a reforzar su presencia global, especialmente en los grandes mercados emergentes de China y la India.

El pacto establece que Volkswagen, tercer fabricante mundial, se convertirá en el primer accionista de Suzuki con un 19,9 por ciento de su capital, en una operación que le supondrá un desembolso de 222.500 millones de yenes (1.710 millones de euros).

Por su parte, el grupo japonés, de menor tamaño pero fuertemente posicionado en los mercados emergentes gracias a sus vehículos compactos, utilizará algo menos de la mitad de esa cifra para comprar acciones de Volkswagen, indicó el presidente de la compañía, Osamu Suzuki, en una rueda de prensa en Tokio.

Está previsto que la adquisición por parte de Volkswagen se materialice el próximo enero tras ser aprobado por las autoridades reguladoras, según un comunicado conjunto de ambas compañías.

El objetivo es que sirva para consolidar su red en Asia y América Latina gracias a la presencia que, por separado, tienen en esas regiones Suzuki y Volkswagen, respectivamente.

Suzuki es el cuarto fabricante nipón de automóviles y tercero de motocicletas en el mundo, mientras que es líder mundial en el segmento de los vehículos mini-vehículos, aquellos con motor de hasta 660 centímetros cúbicos.

En el segundo trimestre de este año fiscal (que termina en marzo de 2010 en Japón) la compañía, con 51.000 empleados, aumentó su beneficio un 26,5 por ciento interanual, gracias sobre todo al incremento de ventas en la India, donde encabeza el mercado gracias a su alianza con el fabricante local Maruti.

El gigante germano Volkswagen, por su parte, registró en los nueve primeros meses de este año un beneficio de 655 millones de euros, un 82,3 por ciento menos que en los mismos meses de 2008 a causa de la caída de sus ventas.

El grupo alemán goza de una posición consolidada en Europa y América del Sur y es especialmente potente en China, donde fue el primer fabricante automovilístico europeo en desembarcar y tiene en la actualidad casi el 17 por ciento del mercado de vehículos de pasajeros.

"Volkswagen cuenta con una tecnología avanzada superior y una posición fuerte en Europa, América del Sur y China", señala un comunicado de Suzuki, que subraya que tiene mucho que aprender del "desarrollo de la estrategia de negocio (de Volkswagen) y su pasión por la fabricación de automóviles".

Los puntos fuertes de Suzuki son en cambio la fabricación de mini-vehículos y su red comercial en Japón, la India y el Sudeste Asiático, además de su capacidad de producción y venta de motocicletas y motores fueraborda.

Junto a los mercados emergentes, ambos grupos quieren reforzar su posición en las economías avanzadas con modelos ecológicos, compartiendo la tecnología de sus vehículos híbridos y de bajas emisiones de CO2.

La alianza entre ambas compañías se hizo pública en un momento en que los grandes jugadores del tablero automovilístico mundial estudian sus movimientos para afrontar la crisis global y el descenso de las ventas.

La semana pasada, el también japonés Mitsubishi Motors anunció que ha emprendido negociaciones con el francés PSA Peugeot Citroën para hacer de éste su principal accionista.

Además, el propio Volkswagen adquirió esta semana formalmente el 49,9 por ciento de Porsche por 3.900 millones de euros como primer paso para su integración, que se completará en 2011.

Tanto Suzuki como Volkswagen insistieron hoy en que su alianza forma parte de una estrategia a largo plazo, por lo que no esperan que la operación se refleje de forma significativa en los resultados de este año fiscal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios