El gasto en innovación de las empresas andaluzas sucumbe a la crisis y retrocede un 24%

  • La inversión privada cae a 1.058,9 millones en 2008 frente al alza del 31% del año anterior · A nivel nacional, la cifra crece un 10,1%

La crisis no deja títere con cabeza. Los datos no mienten y, en esta ocasión, lo que ponen de manifiesto es que, ante momentos de estrecheces económicas como los actuales, las empresas prefieren rebajar su inversión en innovación tecnológica antes que tocar otros capítulos.

O, al menos, eso es lo que ocurre en Andalucía, porque a nivel nacional la historia va por otros derroteros. En cifras esto se traduce en que las compañías de la región recortaron un 23,9% su gasto en I+D (investigación y desarrollo) y en adquisición de maquinaria, equipos y software durante 2008, según la Encuesta sobre Innovación en las Empresas del Instituto Nacional de Estadística (INE). El montante global quedó en 1.058,9 millones de euros. Sin embargo, la inversión española creció un 10,1%, hasta los 19.918,9 millones. El varapalo para Andalucía es aún más gordo si se tiene en cuenta la posición de partida: en 2007 la comunidad duplicó su tasa de crecimiento, hasta el 31%, y triplicó el avance nacional (del 9,4%). En sólo un año, la convergencia que se estaba logrando se ha parado en seco. Hay que remontarse a 2005 para encontrar un bache similar -el gasto cayó un 20%- y una inversión menor -925 millones-.

Resulta paradójico, además, que Andalucía sufriera ese tropezón en 2008, precisamente, cuando el volumen de empresas que apostó por la innovación tecnológica se incrementó. El catálogo de compañías pasó de 5.754 a 6.207, con un saldo positivo de 453 firmas que no bastó para impulsar el desembolso. Del total de compañías del tejido andaluz, el 19,56% se lanzó a estas actividades innovadoras, un porcentaje muy parecido al registrado a nivel nacional (20,81%).

Junto a Andalucía, otras cinco comunidades vieron mermado el gasto empresarial en este terreno, aunque sólo una superó el recorte andaluz, Canarias (-25,9%). Las demás fueron Murcia (-20,01%), Baleares (-7%), Cataluña (-3,73%) y La Rioja (-1,41%). En esta terna sorprende la presencia catalana, tradicional motor de la innovación en España, lo que indica que la crisis hace estragos en las zonas más consolidadas.

Con el batacazo experimentado por Andalucía en 2008, la región perdió un puesto en el ranking nacional. La Comunidad Valenciana -con 1.180,6 millones de inversión tecnológica- le arrebató su acomodado cuarto lugar y la relegó al quinto. El podio lo compusieron Madrid (con 7.655,6 millones), Cataluña (3.780,6 millones) y País Vasco (1.791,1). Las que más crecieron, sin embargo, fueron Extremadura (48,11%), Madrid (32,81%) y Aragón (17,88%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios