La luz subirá en enero un 2,6%, casi nueve veces más que la inflación

  • El Gobierno estima que la revisión supondrá un incremento de unos 89 céntimos al mes para un consumidor medio · El bono social y las tarifas del gas permanecerán "congeladas", según Industria

La tarifa eléctrica de último recurso (TUR), la única que fija el Gobierno y a la que actualmente se acogen 22,7 millones de hogares y pequeñas empresas, subirá a partir del 1 de enero el 2,64%, informó ayer la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. Este incremento casi multiplica por nueve el IPC registrado el pasado mes de noviembre, cuantificado por el Instituto Nacional de Estadística en un 0,3%.

Industria apuntó ayer en un comunicado que la subida de la TUR sin discriminación horaria supondrá un incremento mensual de unos 89 céntimos para un consumidor tipo medio (aquéllos que consumen unos 293 kilovatios hora al año). La TUR con discriminación horaria -antigua tarifa nocturna- no se encarecerá, al igual que las tarifas del gas natural para uso doméstico, que "subirán cero", según manifestó Fernández de la Vega en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La vicepresidenta recordó que los beneficiarios del bono social eléctrico tampoco sufrirán incrementos en su recibo de la luz, ya que éste congeló la factura eléctrica a precios de enero de 2009. Según el Ministerio de Industria, los consumidores que tienen TUR con discriminación horario y los usuarios acogidos al bono social suman en conjunto 4,2 millones de hogares. Estos cambios fueron aprobados ayer por la Comisión Delegada de Asuntos Económicos y están en línea con las previsiones del ministro de Industria, Miguel Sebastián, quien recientemente apuntó que la luz podría subir el 2,7%.

En lo que respecta al gas natural para usuarios domésticos, las tarifas T1 (sin calefacción) y T2 (con calefacción) permanecerán invariables en su revisión trimestral.

Para la organización de consumidores Facua, "la subida media del 2,6% no está justificada y supone una nueva concesión a las eléctricas por parte de Industria, que está dando la espalda a los usuarios y que no está protegiendo ni haciendo que el sector asuma la liberalización".

En el cálculo de la TUR influyen los peajes de acceso, para los que Industria propuso a comienzos de mes una subida del 14,23% en baja tensión (hogares y pymes, habitualmente); y el resultado de la subasta Cesur para la adquisición de la energía, que se celebró el pasado 15 de diciembre. La energía para el primer y el segundo trimestre de 2010 se adjudicó a precios entre un 6,1 y un 13,23% más bajos que los obtenidos en la anterior subasta. El precio final de la TUR, que se revisa semestralmente, también contiene costes de comercialización e impuestos.

Desde el pasado mes de julio, los clientes con potencias contratadas inferiores o iguales a los 10 kilovatios pueden elegir entre acogerse a tarifa o contratar su suministro en el mercado libre. Por su parte, tienen derecho al bono social las primeras residencias con potencias instaladas iguales o inferiores a los 3 kilovatios, así como los pensionistas de más de 60 años que cobren pensiones mínimas, las familias numerosas y aquéllas con todos sus miembros en paro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios