El nuevo capitalismo chino devora a su gurú

Huang Guangyu, considerado el hombre más rico de China tras amasar toda una fortuna con la venda de electrodomésticos, fue detenido el domingo para ser interrogado por un presunto caso de manipulación en la cotización de acciones de su grupo, según informaron ayer medios locales. Los investigadores vinculan al presidente de la gigantesca compañía Gome con la revalorización de los títulos de la farmacéutica Shandong Jintai (propiedad de su hermano mayor Huang Junqin), que el año pasado llegaron a alcanzar hasta 30 veces el crecimiento máximo diario del 10%.

Las acciones de Gome fueron suspendidas ayer en la Bolsa de Hong Kong en un día en el que estaba previsto que la compañía, que ha caído un 78% en el mercado de valores en lo que va de año, diera a conocer los resultados de la empresa entre enero y septiembre. La publicación de esos datos debía ir acompañada de una rueda de prensa del jefe financiero de Gome, Zhou Yafei, aunque el encuentro fue cancelado.

En realidad no es ésta la primera vez que Huang y su hermano están en el punto de mira. En 2006 ya fueron acusados de haber obtenido de forma ilegal préstamos del Banco de China por valor de 1.300 millones de yuanes (151 millones de euros).

El fundador de Gome, de 39 años, es originario de la provincia de Shandong (este del país) y fue declarado el mes pasado el hombre más rico de China en el informe Hurun, elaborado por el antiguo responsable de Forbes en el país asiático. Esta revista, sin embargo, le sitúa como el segundo del escalafón nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios