El presidente de Cajasur dice que no hay voluntad de retrasar la aprobación de la fusión

  • Gómez Sierra asegura que son "conscientes" de que tienen un "exceso de plantilla", al igual que "todo el sector financiero reconoce que tiene un exceso de plantilla y de oficinas".

El presidente de Cajasur, Santiago Gómez Sierra, aseguró que por parte de ninguna de las dos cajas de ahorros (Unicaja y Cajasur) existe voluntad de retrasar la fusión, "nada más que lo estrictamente necesario", y "posiblemente, no habrá que agotar el plazo legal" para su aprobación en la asamblea extraordinaria, sino que "se podrá hacer antes".

En declaraciones a los periodistas momentos antes de comenzar la asamblea general ordinaria, Gómez Sierra señaló que "la aprobación del proyecto de fusión por el consejo de administración será en las próximas semanas" y a partir de ahí, legalmente hay un plazo de seis meses hasta que se haga la asamblea general extraordinaria para aprobar la fusión. 

Subrayó que "otro hito importante" es la mesa laboral negociadora de fusión, sobre lo que recordó que lo que se firmó en el protocolo de fusión con Unicaja es que "no se darán medidas traumáticas, ni discriminatorias". No obstante, añadió que son "conscientes" de que tienen un "exceso de plantilla", al igual que "todo el sector financiero reconoce que tiene un exceso de plantilla y de oficinas".

De este modo, afirmó que "todo eso habrá que regularizarlo, procurando no hacer medidas traumáticas y buscando el equilibrio entre fortalecer nuestras empresas", con una entidad fusionada fuerte, "sin debilitar a los trabajadores". Además, apuntó que "en una caja de ahorros éstos son intereses que se tienen que compatibilizar necesariamente" y "lo deseable es que la mayoría de las salidas no sean traumáticas, por lo que el camino irá por ahí". En definitiva, el presidente de Cajasur dijo que se encuentran  "ilusionados de participar en un proyecto de una caja que va a resultar líder en Andalucía, que va a ser más rentable y sea una referencia para el servicio financiero del tejido económico de Andalucía y para toda España".

Finalmente, preguntado por si la caja de ahorros cordobesa terminará este año 2009 con pérdidas, respondió que "Cajasur podría haber acabado con beneficios en 2009 si hubiera hecho operaciones que han hecho otras entidades financieras", pero ese no es el interés de la caja de ahorros, sino la de aportar "lo más que pueda a esa entidad fusionada" a la que, insistió, van con "interés e ilusión". No obstante, aclaró que "el negocio recurrente de Cajasur no va a perder y que el problema se encuentra en las dotaciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios