La presión fiscal sobre el empleo en España supera la media de la OCDE

  • El parámetro escaló al 41% para un trabajador sin hijos frente al 36% de media de la organización

La presión fiscal sobre el empleo en España alcanzó de media en 2013 el 40,7% para un trabajador sin hijos, 0,05 puntos porcentuales más que en 2012, lo que la situó por encima de la media del 35,9% de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Según la última edición de su informe Taxing Wages, este repunte de la presión fiscal sobre el empleo en España obedece a unos mayores impuestos sobre la renta en 2012 y la sitúa en el puesto 14 de 34 de los miembros de la organización.

La agencia destaca, además, que la carga fiscal sobre el empleo en 2012 se ha incrementado en 2,1 puntos porcentuales en comparación con el año 2000, cuando era del 38,6%, y en 2,4 puntos porcentuales en relación a 2009, cuando era del 38,3%.

Esta tendencia contrasta con la media en el conjunto de la OCDE, ya que ha descendido en ocho décimas en comparación con el año 2000, desde el 36,7% hasta el 35,9%, y ha aumentado en ocho décimas en relación a 2009.

La OCDE explica que esta carga fiscal aumentó en 2013 en 21 de los 34 países, descendió en 12 y se mantuvo sin cambios en uno. De esta manera, la media se incrementó en 0,14 puntos porcentuales en el último ejercicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios