Manuel Lombo, cantante

"Ya no creo en los políticos"

"Ya no creo en los políticos" "Ya no creo en los políticos"

"Ya no creo en los políticos"

-Después de los conciertos en las iglesias, ¿le quedan ganas de cantar villancicos en casa?

-Pues fíjate que este año no es de lo más cogidos de fechas, el año pasado lo tuve más complicado... Pero, sí, siempre se hace un huequecito para cantar villancicos en casa.

-¿Cómo suele celebrar usted las fiestas?

-En casa siempre las hemos celebrado en torno a la música y, la verdad, que desde que saqué mi primer disco de villancicos, en 2010, afortunadamente siempre he tenido mucho trabajo así que mi celebración particular de las fiestas la hemos pasado al Día de los Reyes, es el día en el que me relajo y celebro con la familia y, también, quedamos con los amigos.

-Para una persona creyente, como lo es usted, ¿es diferente cantar en el altar?

-Sin duda es más especial y espiritual, sin embargo, en el plano artístico no puedes explayarte como quisieras. Considero que hay que estar más contenido en una iglesia, puesto que estás en sitio sagrado. Pero como católico practicante, cantar en lugar sagrado es una situación muy especial y muy bonita para mí.

-Recuerdo que el pasado año algunos de los recitales en este formato los dedicó al pueblo sirio. Un año después, todo sigue igual...

-Y, por desgracia, cuando se termine el problema sirio empezará otro. Esto es cíclico, continuo. Hace poco volví a ver Isabel, y ahí de te das cuenta que el ser humano está embarcado desde siempre en guerras y conflictos continuos. Es una pena, pero estamos deshumanizados.

-Ha dicho usted que le gusta la política, sigue los debates, la información, pero que no le gusta hablar públicamente de este tema, ¿lo mantiene?

-No, porque ya no me gusta la política y porque ya no creo en los políticos. No veo ni el telediario. Yo creía que había buenos políticos pero vaya si hay ladrones... Estoy muy desengañado.

-Sobre el conflicto por la independencia de Cataluña, sí ha tomado públicamente posición. El himno nacional ha sonado al comienzo de algunos de sus conciertos.

-Sí, lo tengo muy claro. De hecho, creo que esta gente, en su locura, ha provocado que los españoles nos unamos mucho más y que renazca el espíritu patriótico que nunca debió morir y que estaba un poco oculto creo que por tontos complejos. Mientras que en otro países no hay que esconder el amor a la bandera o al himno nacional aquí hemos confundido ese sentimiento... Así que gracias a esa gente que ha reavivado esos buenos sentimientos por nuestro país porque, independientemente de las convicciones políticas de cada uno, sea de derecha o de izquierda, estamos dentro de un mismo país. La parte negativa de todo esto es lo mucho que están sufriendo los catalanes toda esta demencia, esta utopía, porque, como se está demostrando, esto no tiene ningún sentido ni a nivel social, ni a nivel económico, ni a nivel político.

-Hablemos de cosas con mucho sentido para usted, Lombo x Bambino, ¿por qué?

-Porque lo descubrí con 18 años y me bebí su discografía. De hecho, en mi primer disco, en 2006, versioné una canción de su último disco. ¿Por qué? Porque era un genio.

-Ni homenaje ni reivindicación, ha asegurado

-Exacto, la reivindicación no le hace falta. A Bambino se le escuchaba y se le escucha todavía. La gente sabe quién es Bambino. Tomar sus canciones y cantarlas a mi forma es algo que me apetecía hacer, tomar

-¿Cree que se parecen? ¿Algo que les una?

-Algo físicamente... El pelo, la forma de vestir en el sentido de cuidarlo, la forma de decir las cosas en el escenario... Hay un punto de acercamiento pero siempre desde el respeto porque, como te decía, él era un genio.

-El sentido estético... Chaleco, pañuelo al cuello, un tipo elegante, ¿es así también Manuel Lombo en su vida diaria o sólo lo deja para el escenario?

-En mi vida diaria suelo ir bastante cómodo porque hago deporte todos los días, pero es cierto que me gusta cuidar la estética. Digamos que me gusta ir siempre acorde a la situación que yo creo que es la clave de la elegancia.

-¿Se han calmado en Utrera las voces críticas con respecto al patrocinio económico que el Ayuntamiento ha brindado a este disco?

-Sí, sí. Cuando han visto de lo qué se trataba y cuando se ha explicado lo que podía reportar a Utrera se ha comprendido. Ahora mismo Utrera está en todos los medios de comunicación que me entrevista, en Televisión Española, en el 24 horas, me han hecho ya dos reportajes, por ejemplo. En el mismo disco también aparece el sello municipal. Estamos dando muy buena difusión a la marca Utrera. Pero lo más triste de esto es que había un asunto político detrás, eso es lo más sucio... Lo importante es que sé que soy muy querido en Utrera, de hecho, para el concierto del 5 de mayo hay 400 entradas vendidas a 6 meses del concierto.

-¿Qué ve cuando mira hacia delante?

-Es que miro más lo que está sucediendo ahora, no tengo como costumbre anticiparme. Nunca he buscado nada, siempre he dejado que las cosas fluyeran y he vivido el presente. Soy muy del aquí y el ahora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios