beatriz carreño, Profesora y coordinadora de emprendimiento del Colegio Arboleda

"El emprendimiento mejora el rendimiento de los alumnos"

Beatriz Carreño. Beatriz Carreño.

Beatriz Carreño. / juan carlos vázquez

Comentarios 2

-El centro ha logrado un reconocimiento andaluz y nacional por la enseñanza emprendedora que llevan a cabo en sus proyectos.

- La Fundación Princesa de Girona y la Fundación Trilema nos reconocieron en abril de 2017 como el mejor proyecto emprendedor de Andalucía por nuestro proyecto Ramifícate. Este proyecto surgió por la necesidad que los alumnos de 3º Ciclo de Primaria encontraron en su entorno. Decidieron dotar al parque Infanta Elena de una guía teatralizada y una página web para hacerlo más accesible. Todo esto lo trabajaron a través de todas las asignaturas. En noviembre, dentro de la I Expedición Pedagógica de la Fundación Trilema, nos visitaron 30 profesores de varias comunidades para conocer cómo llevamos a la práctica nuestro método educativo. Ha sido un gran impulso para seguir trabajando en esta línea.

Consiste en crear en el niño habilidades como el liderazgo, la autonomía personal y la innovación

-¿En qué consiste fomentar el emprendimiento en los alumnos?

-En crear en el niño habilidades como el liderazgo, la autonomía personal, la innovación y las habilidades empresariales. Es una filosofía de vida. No es para vender y comprar, sino para mejorar el entorno en el que viven. Un buen proyecto emprendedor siempre busca el beneficio para la comunidad, mejorar nuestro entorno con soluciones. Eso no quita que haya beneficio económico, pero no es el último fin y este se dona a fines sociales. Todas las asignaturas están metidas en ese proyecto y dentro del currículum obligatorio de cada curso. Somos también Ecoescuela, tenemos un huerto y promovemos el reciclaje en alumnos, familias y comercios de la zona.

-¿Qué formación necesitan los profesores?

-Todo el claustro de profesores del centro se está formando en aprendizaje cooperativo, en la evaluación desde otra perspectiva, en rutinas y destrezas de pensamiento, y en trabajos por proyectos. Son las cuatro áreas. Para que surta efecto tiene que transmitirse a todo el profesorado y que cale. Su implicación es fundamental porque esta metodología requiere un cambio de mentalidad importante y muchas horas de trabajo a la hora de preparar las clases. Este año, de forma más sistematizada, estamos formándonos con la Fundación Trilema de Carmen Pellicer, coautora del Libro Blanco de la ProfesiónDocente, y vienen una vez al mes a trabajar con todo el claustro.

-¿En qué estrategias se basa esa formación?

-Son formaciones muy prácticas que dan profesores con la experiencia de haberlas probado en sus aulas. Son estrategias para que el niño sepa cómo piensa su mente. Se puede llevar a cualquier nivel educativo. Les enseñamos a estructurar el pensamiento desde pequeños y a ser más críticos. Se hacen preguntas, se dan cuenta de que saben mucho y de que ese saber es duradero, frente a cuando lo aprendían de memoria.

-¿Hay que cambiar mucho la mentalidad a las familias?

-Sí. Al principio no entendían lo que hacíamos y pensaban que eran actividades de hacer por hacer, pero luego lo agradecen muchísimo. Se dan cuenta de que sus hijos estudian la materia que toca dentro del currículum, aunque de otra forma. Los contenidos que se enseñan son los que marca la ley, pero en vez de darlos de forma memorística se imparten con este método con el que el aprendizaje es más significativo y con el que aprenden a darle utilidad a lo que trabajan.

-¿Ha mejorado la motivación de los alumnos?

-Los niños están deseando trabajar así. Se les da una autonomía que no encuentran con una clase más tradicional. Todo sale de ellos. El profesor es facilitador, una guía. Ya no van a la wikipedia a copiar y pegar la información. Se la leen, deciden, seleccionan la información. En cultura digital, por ejemplo, aprenden a trabajar con las fuentes fiables: saber manejar la información de internet y discriminar qué es lo valioso.

-¿Cambia el rendimiento de alumnos respecto al sistema tradicional?

-Hay niños que en el sistema tradicional de "estúdiate eso" encuentran más dificultades, pero con este otro sistema se llega a todos. Antes se evaluaba nada más que la memoria, y ahora evaluamos una serie de capacidades. Es un aprendizaje mucho más motivador y ya no se les olvida: lo entienden y lo exponen. Si son capaces de explicarlo es porque lo han entendido.

-¿Tenéis alumnos que antes fracasaban en estudios?

-Muchísimos. Hay repetidores en Primaria que ahora sacan notas de 6 y 7 con la nueva metodología. No tienen nada que ver con lo que eran antes: mucho más motivados porque ven resultados, mientras que antes suspendían una y otra vez. Damos a todo lo que estamos trabajando una aplicación práctica. Los alumnos reflexionan de una forma que impresiona y tienen grandes expectativas para aprender.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios