Ascienden a 11 los detenidos en la operación policial contra radicales del 22-M

  • Entre los arrestados hay anarquistas, antifascistas y bukaneros (aficionados del Rayo Vallecano), a los que se les acusa de delitos de desorden público, atentado a la autoridad y lesiones. Hay otras nueve personas imputadas.

Comentarios 38

Un total de once personas han sido detenidas en el marco de la primera fase de la denominada Operación Puma 70 contra los autores de los ataques a la Policía el pasado 22-M en Madrid, han informado fuentes policiales. Entre ellos se encuentra el que ya estaba en prisión, acusado de haber golpeado en la cabeza a un agente con una piedra de grandes dimensiones. Además hay 9 imputados.

La operación se ha desarrollado este viernes y todos los arrestos han tenido lugar en la Comunidad de Madrid. Aunque no se esperan nuevas detenciones a corto plazo, las fuentes consultadas no descartan más actuaciones en el futuro ya que advierten de que la operación continúa abierta.

Entre los detenidos hay integrantes de grupos antifascistas, anarquistas y también integrantes de los bukaneros, los seguidores radicales del Rayo Vallecano de Madrid. Por el momento todos los arrestados son mayores de edad y se les acusa de desórdenes públicos, atentado contra la autoridad y lesiones. Para lograr la identificación de estos detenidos ha sido fundamental la colaboración ciudadana, han dicho estas fuentes, según las cuales han recibido llamadas de ciudadanos informando de la identidad de personas a partir de la imágenes de videos difundidas desde ese día en el que resultaron heridas 100 personas, entre ellas 67 policías.

De hecho, entre los arrestados se encuentra el joven al que en las imágenes se le ve portando una señal de tráfico con la que ataca a los policías. En cuanto al joven que ya está en prisión y ha vuelto a ser detenido en el marco de esta operación, también se le acusa de atacar a otro agente con una lanza artesanal llegando a perforar su chaleco.

La operación ha recibido el nombre de Puma 70, que es el nombre del subgrupo del Grupo 7 de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de Madrid que se quedó aislado en el Paseo de Recoletos recibiendo las mayores agresiones de los violentos.La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado nuevos informes policiales sobre los detenidos, han informado fuentes del Ministerio Público. La Fiscalía quiere determinar de este modo si existe relación entre los detenidos y grupos anarco-insurreccionalistas y si la Audiencia Nacional es competente para investigar los hechos.

Trabajará en coordinación con la Fiscalía de Madrid, encargada por el momento de la investigación sobre los desórdenes que se investigan en el Juzgado de Instrucción número 30 de Plaza Castilla, han agregado las mismas fuentes. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios