Caso Bárcenas

Bárcenas declara ante el juez que el PP tenía una caja B en cada provincia y región para las elecciones

  • Respecto a la supuesta caja B del partido nacional, el ex tesorero asegura que todos los secretarios generales revisaban el sistema y los presidentes del partido lo conocían. Reitera que el dinero de Suiza es suyo y no del PP.

Comentarios 29

El ex tesorero del Partido Popular Luis Bárcenas ha afirmado ante el juez Pablo Ruz que hasta que él dejó el cargo en el PP había cajas B en todas las provincias y regiones, de las que normalmente se encargaban sus tesoreros y en las que entraban donativos de empresarios que se destinaban a campañas electorales. A preguntas de las fiscales del caso Gürtel, Bárcenas ha asegurado que estas contabilidades paralelas existían al menos desde 1990, cuando heredó la caja B nacional de manos del ex tesorero Rosendo Naseiro, y ha especificado que le consta que también las había en las localidades madrileñas de Majadahonda, Pozuelo de Alarcón y Las Rozas, según fuentes presentes en la declaración. Ha precisado que en Majadahonda el encargado de esa caja era el ex alcalde Guillermo Ortega, imputado en esta causa, y en Pozuelo el tesorero, y del resto no ha especificado.

Respecto a la supuesta caja B del partido nacional que él controlaba, ha asegurado que todos los secretarios generales revisaban el sistema y los presidentes del partido lo conocían. Durante sus más de cinco horas de declaración, ha dicho desconocer las cantidades que se manejaban y el funcionamiento de recogida de la financiación, ya que él no controlaba esas contabilidades, aunque ha asegurado que "todos" en campaña electoral querían donar. Ha añadido que en esa época era una práctica normal en todos los partidos políticos

Bárcenas ha insistido ante Ruz en que el ex secretario general del PP Francisco Álvarez Cascos conocía la existencia de la supuesta caja B de la formación y ha indicado que era el encargado de recaudar las donaciones. Bárcenas ha relatado que cuando Naseiro le entregó las llaves de la caja con ocho millones de pesetas a su nombre (la primera anotación que aparece en los llamados papeles de Bárcenas) habló con Cascos y éste le dijo que los guardara. En su declaración del pasado 15 de julio, Bárcenas ya comentó que Naseiro, tesorero con José María Aznar como presidente del partido, le informó de la dinámica con los donativos y decidió entonces elaborar la contabilidad manuscrita. Cuando el que fuera secretario general del PP, entre 1989 y 1999, declaró el 14 de agosto como testigo ante Ruz dijo desconocer la existencia de una contabilidad paralela, se desvinculó de los donativos de los empresarios que aparecen en los papeles de Bárcenas y destacó que él daba por descontado que la tesorería hacía su trabajo "con pulcritud y rigor".

En cuanto al también ex secretario general del PP Ángel Acebes, ha asegurado que fue quien le encargó a su antecesor en la Tesorería del partido Álvaro Lapuerta que buscara inversionistas para Libertad Digital en 2004, dinero que supuestamente salió de la caja B. Según las fuentes, durante toda la declaración el ex tesorero ha intentado exculpar del manejo del dinero familiar a su mujer, Rosalía Iglesias, cuya declaración prevista a las 16:00 se ha retrasado más de una hora como consecuencia de la extensa declaración de su marido. 

Bárcenas también ha hablado de la reforma de la sede del PP en la calle Génova de Madrid y ha manifestado que es cierto que buena parte de ella se pagó en negro, lo que le suponía al arquitecto imputado Gonzalo Urquijo no pagar impuestos y a cambio de lo que se le pidió que les hiciera un descuento del 8 por ciento. 

El ex tesorero ha contradicho la versión de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, de que en verano de 2009 Bárcenas dejó su puesto como tesorero del PP y que ella le revocó entonces todos los poderes, ya que, según ha sostenido, no fue hasta marzo de 2010 cuando dejó de poder firmar en representación del partido. 

Ha negado que existiera una relación entre los apuntes de la contabilidad B del partido y los ingresos registrados en sus cuentas en Suiza, ya que esto era imposible porque la caja paralela no solo la controlaba él, sino también Lapuerta, quien fue tesorero los años en que Bárcenas era gerente de la formación. La única posibilidad de que eso ocurriera, ha dicho, es que él y Lapuerta se pusieran de acuerdo, cosa que, ha añadido, no pasó. 

Sobre el origen de su fortuna, que llegó a ser de 48,2 millones de euros, Bárcenas se ha ratificado en la declaración que prestó el pasado 15 de julio, y ha insistido en que la obtuvo de operaciones comerciales como la venta de obras de arte, inversiones en bolsa e inmobiliarias en Argentina y con inversionistas uruguayos. Acerca de los ingresos en metálico que hizo en sus cuentas en Suiza ha explicado que se trataba de dinero de inversionistas uruguayos o argentinos con los que quedaba en hoteles y le daban determinadas cantidades para que él las invirtiera, desmintiendo así que su fortuna fuera fruto de sustraer parte de las donaciones registradas en la supuesta caja B del PP, tal y como sospecha Ruz. Al ser preguntado por nombres de esos inversionistas, de los que el juez le ha dado algún nombre de pila como Carlos o Ignacio, Bárcenas ha señalado que no iba a identificar a ninguno de ellos.

Ruz ha citado a Bárcenas para que responda a los últimos informes policiales y de la agencia tributaria al encontrarse la causa en la última fase de la instrucción del caso Gürtel.

En uno de esos informes, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía concluye que no ve una correlación "temporal y cuantitativa" con carácter "general" entre los apuntes de los papeles de Bárcenas y los ingresos que hizo el ex tesorero del PP en sus cuentas en Suiza. La Policía admite de hecho desconocer "la existencia o inexistencia de una fuente de ingresos con capacidad suficiente para poder alimentar las cuentas" de Bárcenas en Suiza. Únicamente tiene constancia de que Bárcenas obtuvo en comisiones ilegales a manos del considerado líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, 957.705 euros, entre 2002 y 2003. Una de esas cantidades, 20.040 euros, aparece vinculada a una entrada de los papeles de Bárcenas, según indica el informe policial, que sólo ha encontrado tres correlaciones entre apuntes de la contabilidad del extesorero y sus cuentas en Suiza. En otro informe, la UDEF afirma que el PP pagó parte de la reforma de su sede de Génova con fondos procedentes de la contabilidad paralela que llevaba Bárcenas.

Esta es la quinta vez que Bárcenas comparece ante Ruz desde que en diciembre de 2012 se descubrieron sus cuentas en Suiza, en las que llegó a acumular 48,2 millones de euros y a las que, según el juez, fue a parar parte del dinero que supuestamente se apropió de la caja B del partido que él manejaba y que anotó en folios manuscritos. Es también la segunda vez que comparece ante el juez desde su ingreso en prisión el 27 de junio, ya que días después, el 15 de julio, volvió a declarar y reconoció por primera vez la autoría de los llamados papeles de Bárcenas, que hasta entonces había negado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios