Chacón no pone fecha a la vuelta de Afganistán

  • La ministra de Defensa admite ante las tropas desplegadas en el país asiático que el papel de las mismas está algo cuestionado

Comentarios 2

La ministra de Defensa, Carme Chacón, elogió ayer el trabajo de los militares españoles en Afganistán, donde dijo que España considerará cumplida su misión cuando las fuerzas de seguridad "hagan cumplir la ley" y los afganos "tomen las riendas de su propio destino".

A las 6:30 hora local, la ministra, acompañada por los altos mandos militares españoles, llegó a Kabul para visitar a las tropas desplegadas en Afganistán y compartir con los soldados estas fechas navideñas.

Chacón pasó revista a las tropas en la base de Qala-i-Naw junto al Jefe del Estado Mayor de la Defensa, José Julio Rodríguez. Posteriormente tuvo lugar un homenaje a los caídos, un paseo por las instalaciones y una foto de familia con buena parte del contingente que ya está en la base.

Después fue tiempo de brindis y palabras de ánimo para los soldados. En una gran tienda de campaña decorada con una bandera de España, un árbol y demás motivos navideños, Chacón dedicó unos minutos a ensalzar la labor de las tropas españolas. Así, recordó que gracias a su trabajo se ha construido en la provincia un hospital, seis clínicas, seis escuelas, 160 kilómetros de carreteras y se ha conseguido agua potable.

Destacó también la ministra que a estos logros ahora se sumará la tarea de formar a las fuerzas de seguridad y al ejército afgano, pues España "sólo podrá cumplir su misión cuando los afganos puedan proteger a su propio país". "Es legítimo que los ciudadanos se pregunten que hace España aquí, y la respuesta es vuestro trabajo", afirmó.

Chacón reconoció que la de Afganistán es la misión "más dura, más compleja y más arriesgada" de cuantas desarrollan las tropas españolas en el exterior, y planteó que la prioridad es el "bienestar" de los afganos y que "cuanto antes se puedan hacer cargo de su propio país". Por eso, dijo, se van a sumar tres equipos completos a los dos ya existentes para formar soldados afganos.

Tuvo también un recuerdo para los caídos durante los ocho años de misión ISAF, muy especialmente del último de ellos, el cabo Cristo Ancor Cabello, fallecido el pasado 7 de octubre. Aprovechó, además, para trasladarles el "reconocimiento" a su trabajo, el "respeto y el afecto" del Rey don Juan Carlos y del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, así como el de todos los ciudadanos y el suyo propio.

Terminó sus palabras brindando por los soldados, por España y por el Rey, para dar luego paso a una comida con un menú con queso, jamón, canapés variados, consomé al jerez, solomillo de ternera con guarnición, leche frita y pastelillos navideños, todo ello regado con agua, refrescos y vino.

El portavoz de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, anunció ayer en Palma que su grupo pedirá la comparecencia del presidente del Gobierno para que explique las razones del incremento de efectivos en Afganistán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios