Garzón procesa a Txeroki por su orden de atentar en la Copa América

  • El ex jefe militar de ETA marcó los objetivos y facilitó los medios a Iker Aguirre, detenido en enero de 2007

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha decretado el procesamiento del ex jefe militar de ETA, Mikel Garikoitz Aspiazu, Txeroki, por ordenar un atentado durante la Copa de América en Valencia y una campaña de acciones terroristas en Alicante en 2007 frustrada por la detención de Iker Aguirre Bernadal, el etarra encargado de llevarlas a cabo.

El magistrado procesa a Txeroki y Aguirre por integración en organización terrorista, conspiración para cometer estragos o asesinatos y falsificación de documento oficial. Al ex responsable del aparato militar de ETA le acusa de marcar los objetivos, facilitar los medios económicos y de logística y ordenar a Aguirre el desplazamiento a España para la ejecución del plan previsto. El lunes, el juez Santiago Pedraz ya procesó a Txeroki por el atentado de la T-4 de Barajas.

A Aguirre le considera autor material porque debía cumplir los objetivos marcados por Txeroki. El juez recuerda en su auto que estos atentados no llegaron a producirse porque la Policía detuvo al etarra en el tren, a la altura de Portbou (Girona), cuando iba camino de Valencia, el 25 de enero de 2007. Los agentes le intervinieron material informático, 3.000 euros, esquemas sobre la composición y fabricación de artefactos explosivos, el manual del terrorista y seis DNI con su fotografía.

Garzón también procesa por esta causa a Pedro María Alvarez Saleta, Jon; Francisco Javier López Peña, Thierry; Iurgi Mendirueta Mintegui, Aitor; Aitzol Iriondo Yarza, Asier; y Asier Eceiza Ayerra, Gordo. Todos ellos participaron en el adoctrinamiento, preparación y aprendizaje en el manejo de explosivos, uso de armas, traslado y facilitación de movimientos de Aguirre utilizando la infraestructura de la que dispone la organización terrorista en Francia.

Según consta en el auto, en 2004, tras ser condenado por la Audiencia de Bilbao, Aguirre fue captado por ETA para cometer atentados. El proceso comenzó con una carta en el buzón de su domicilio de Bilbao en la que se fijaba una cita en la localidad francesa de Jatxou. El objetivo del traslado y hospedaje en esa ciudad era el de pasar a la clandestinidad para ser entrenado.

En enero de 2007, cuando la banda consideró concluido el entrenamiento de Aguirre, fue llevado por Aitzol Iriondo ante Txeroki, quien le dio la relación "precisa" de los objetivos en España y le entregó la información necesaria, dinero y varios documentos. Txeroki le encomendó recopilar información sobre la Copa América -infraestructuras del puerto, actos y ceremonias programados, hoteles y delegaciones-. Después debía ir a Alicante para estudiar el terreno y emprender una "campaña" de atentados en verano.

Por otra parte, el Tribunal Supremo ordenó la puesta en libertad de Mikel Aznar Ares, condenado por la Audiencia Nacional a nueve años de prisión por colaboración con ETA en el marco del sumario 18/98 seguido contra varias organizaciones del entorno de la banda terrorista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios