Libertad bajo fianza de un millón para los dos ex altos cargos de CiU

  • Garzón considera que ya no hay riesgo de que Prenafeta y Alavedra huyan o destruyan pruebas

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón decretó ayer la libertad bajo fianza de un millón de euros a los ex altos cargos de la Generalitat en la etapa de CiU, Maciá Alavedra y Lluis Prenafeta, imputados en la operación Pretoria contra la corrupción urbanística en diversas localidades de Barcelona.

Fuentes jurídicas informaron de que el magistrado ha fijado además para ambos la obligación de comparecer cada quince días en el juzgado y la prohibición de abandonar el territorio nacional, y explicaron que Garzón ha modificado la situación de prisión provisional de ambos imputados al estimar que ya no existe riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas.

En el auto en el que ordenó su ingreso en prisión el pasado 30 de octubre, el juez afirmaba que Prenafeta habría percibido al menos 637.590 euros de las operaciones Niesma y Badalona, mientras que Alavedra habría conseguido por intermediar en esos proyectos la misma cantidad, que habría blanqueado fuera de España para luego volverla a introducir en el país.

Sólo entre mayo y junio de este año, Alavedra podía haber blanqueado 300.000 euros, según el auto, que añadía que los dos ex altos cargos usaban sus contactos con organismos oficiales para facilitar los proyectos empresariales de otro de los imputados, el empresario Lluis Casamitjana, del que recibían comisiones a través de la promotora Espais que luego blanqueaban.

CiU celebró la puesta en libertad de Alavedra y Prenafeta, a los que Garzón acusa de delitos de asociación ilícita, blanqueo de capitales y tráfico de influencias, porque "siempre" han defendido su presunción de inocencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios