Montilla: "Somos una nación"

  • El presidente catalán asegura que los 650 años de la Generalitat de Cataluña justifican las reivindicaciones nacionalistas.

Comentarios 40

El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha dicho que los 650 años de la Generalitat justifican que Cataluña es una nación, que no se trata de una obsesión o un capricho, sino que de la historia, la voluntad de autogobierno, la cultura y la lengua surgen argumentos para decir: "Somos una nación".

Para Montilla, al afirmar que Cataluña es una nación, los ciudadanos y las instituciones catalanas quieren expresar lo que "somos y lo que queremos seguir siendo" y no sólo "estamos reivindicando un reconocimiento constitucional". Según Montilla, el autogobierno no es un accidente de la historia sino una voluntad reafirmada de los catalanes hasta el punto de que, junto con la cultura y la lengua propias, el autogobierno forma parte de la esencia que define a los catalanes como pueblo.

Montilla, que es el 128º presidente de la Generalitat, ha presidido  el acto institucional que celebra los 650 años de la Generalitat de Cataluña, ya que en 1359, la Corte General de Cataluña, reunida en Cervera (Lleida), aprobó la constitución de la denominada Diputación del General, antecedente histórico de la actual Generalitat.

Montilla ha dicho que la continuidad y la vigencia de la primera institución de Cataluña se manifiesta a través del Estatut de 2006, pendiente ahora de la sentencia del Tribunal Constitucional. El presidente catalán ha recordado una canción de Joan Manuel Serrat en la que señala que Cataluña es una "patria pequeña y tranquila pero dispuesta a rebelarse cuando se la niega o se pretende traficar con lo que quiere ser".

Para Montilla, la fuerza de una sociedad se refleja en la fortaleza de sus instituciones y de las condiciones de reconocimiento mutuo y "de respeto del marco constitucional en relación con el Estado", un marco que, ha dicho Montilla, "estamos comprometidos a respetar, tanto como dispuestos a exigir que se respete". Al decir que Cataluña es una nación, "estamos definiendo una realidad" y "nos gusta poderlo decir desde la lealtad a los pueblos vecinos con los que compartimos un proyecto más amplio", ha señalado. Ahora, ha explicado Montilla "nos corresponde defender con realismo, ambición y tenacidad cada avance conseguido por nuestro autogobierno".

Montilla se ha mostrado convencido de que éste fue el compromiso asumido por los presidente Jordi Pujol y Pasqual Maragall, compromiso que sigue la "herencia moral y política de los presidentes Tarradellas, Irla Companys y Macià" y que también es el suyo. Durante el acto, el vicepresidente del gobierno catalán, Josep Lluís Carod Rovira, ha dicho que la historia no se improvisa y que algunos países y estados que tienen reticencias a reconocer la condición de nación de Cataluña hace 650 años "no existían".

Entre los asistentes al acto se encontraban el ex-presidente de la Generalitat Jordi Pujol, y los consellers del gobierno catalán, el presidente del Parlament, Ernest Benach, el presidente de Convergencia, Artur Mas, la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho y representantes de la sociedad y las instituciones catalanas, entre otros. El ex presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, y su hermano, el conseller de Educación, Ernest Maragall, no han podido asistir al acto por problemas familiares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios