Porros en los baños en el juicio por el asedio al 'Parlament'

Comentarios 1

El magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska advirtió ayer durante el juicio de 19 acusados del asedio al Parlament catalán en 2011 que se había detectado durante un receso la presencia de estupefacientes en los baños de la sede judicial.

En un momento de la vista y tras un receso, el presidente de la sala dijo que "tenía que plantear "una cuestión de orden" a los efectos de que no volviera a producirse una situación de consumo de drogas en la sede judicial, en alusión a que personas hubieran podido fumar porros.

Grande-Marlaska hizo la advertencia en la tercera jornada del juicio que se sigue en la sede de la Audiencia en San Fernando de Henares contra 19 imputados en la que varios diputados y ex parlamentarios relataron el miedo y la coacción que sufrieron al verse acorralados y agredidos por manifestantes que obligaron a algunos de ellos a acceder a la Cámara en helicóptero, entre ellos el presidente de la Generalitat, Artur Mas, uno de los políticos que tuvo que entrar al Parlament en helicóptero.

La diputada de CiU Ana Isabel Marcos declaró que cuando iba a entrar a la Cámara fue atacada por manifestantes, uno de los cuales la agarró durante unos tres minutos, lo que le produjo "mucho miedo" y una "crisis de ansiedad", y que mientras estuvo retenida la insultaban, lanzaban objetos y un líquido y le grababan con una cámara.

El entonces diputado de CiU Josep María Llop afirmó por su parte que cuando iba a la Cámara con su perro guía, ya que es ciego, y del brazo de otro parlamentario, les acorralaron y amenazaron con matarles "por convergentes".

Estos dos y otros tres testigos declararon por videoconferencia desde el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, mientras que el diputado de ICV-EUIA Salvador Milá y el ex parlamentario de este mismo grupo Joan Boada lo hicieron en persona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios