Rosell alerta de las incógnitas que abriría la independencia catalana

  • El presidente de la CEOE sale al paso del apoyo sin fisuras de Grifols al proceso soberanista

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, considera necesario disponer de "mucha más información" para una cuestión como la de la consulta soberanista prevista en Cataluña para el 9 de noviembre y alertó de que falta información sobre el sistema fiscal, pensiones y Seguridad Social, al tiempo que mostró sus dudas sobre si el Banco Central Europeo (BCE) continuaría dando dinero a una Cataluña independiente.

Rosell recordó, en declaraciones a TV3, que las empresas no votan sino que lo hacen los ciudadanos, y que como técnico y hablando en términos económicos "querría mucha más información de la que hay".

Respecto a las palabras del empresario Víctor Grifols, que animó el jueves al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a tener firmeza y no arrugarse, el presidente de la CEOE afirmó que los empresarios siempre dicen a los políticos que no se arruguen con sus objetivos si creen que son correctos. Sin embargo, matizó: "No somos nosotros nadie para decirle lo que tiene que hacer desde el punto de vista político; nosotros podemos darles orientaciones desde el punto de vista económico".

"Desde el punto de vista político, nosotros no tenemos que dar orientaciones de ninguna de las maneras", insistió Rosell, que reiteró que "si cree que (la consulta) es lo que tiene que hacer y tiene el apoyo del Parlament, lo tiene que hacer. Faltaría más".

Rosell se mostró confiado en que los líderes políticos hablen, aunque aseguró que para que se solucione "todos tendrían que retroceder como mínimo un paso y no veo a ninguno de los dos bandos retroceder para luego ir hacia adelante".

En este sentido, el presidente de la Generalitat afirmó ayer que "no nos hace iguales la mezcla de la sangre", en respuesta a las declaraciones del jefe de Gobierno, Mariano Rajoy, que había señalado el jueves que "el pueblo catalán y el resto de los españoles están mezclados, tienen la misma sangre".

En la inauguración en la Universidad de Vic del IV simposio internacional sobre la enseñanza del catalán, Mas incidió en que la mezcla de sangre no nos hace iguales porque "este país se ha construido siempre a través del ius soli (derecho del suelo) y no del ius sanguinis (derecho de sangre)". "El problema no es si estamos mezclados de sangre o no", matizó Mas, quien apeló a la famosa frase del ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol al afirmar que "quien vive y trabaja en Cataluña es catalán".

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró por su parte en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el diálogo con Cataluña "existe y es continuo" y precisó que sus contactos con la vicepresidenta catalana, Joana Ortega, son "habituales". La número dos del Ejecutivo que dirige Mariano Rajoy aludía a su último encuentro, el pasado martes en Barcelona, con el portavoz del Govern, Francesc Homs, con el que mantuvo "una pequeña conversación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios