El Supremo ordena que la bandera nacional ondee en el Parlamento vasco

  • El TS ratifica una sentencia del TSJPV y advierte que la enseña debe ser visible en el exterior y ocupar un lugar preferente en el interior · EA dice que la bandera española es un "elemento de división"

El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la obligación, acordada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, de que la bandera española ondee diariamente en el exterior del edificio del Parlamento vasco y ocupe un lugar preferente en el interior, tal y como recoge la Ley 39/1981, que regula el uso de la enseña nacional.

En una sentencia hecha pública ayer, la Sala de lo Contencioso- Administrativo del Alto Tribunal, con Octavio Juan Herrero como ponente, confirma que "la claridad de la ley no admite interpretaciones que excusen el cumplimiento del deber de hacer ondear diariamente la bandera de España en el exterior y en el lugar preferente del interior del Parlamento vasco".

Así, la Sala rechaza el recurso interpuesto por el propio Parlamento vasco contra una sentencia del TSJ de esa Comunidad Autónoma que le obligaba a tener visible la bandera y rechaza el argumento de que el requerimiento se hizo fuera de plazo porque hacía más de 20 años que la bandera de España no ondeaba en el exterior del edificio. Aceptar ese planteamiento "implicaría una ruptura del principio de legalidad (...), así como aceptar que las normas con rango de ley se derogan -o no resultan exigibles- por el simple transcurso del tiempo acompañado de su incumplimiento", señala la sentencia.

El Alto Tribunal recuerda que la bandera de España deberá ondear en el exterior y ocupar el lugar preferente en el interior de todos los edificios y establecimientos de la Administración central, institucional, autonómica, provincial o insular y municipal del Estado. "La expresión deberá ondear que utiliza el legislador, formulada en imperativo categórico, viene a poner de relieve la exigencia legal de que la bandera de España ondee todos los días y en los lugares que expresa, como símbolo de que los edificios o establecimientos de las Administraciones Públicas del Estado son lugares en donde se ejerce directa, o delegadamente, la soberanía", concluye la sentencia.

El portavoz parlamentario del PP vasco, Leopoldo Barreda, emplazó ayer al cumplimiento, "sin dilación", de la sentencia del Supremo y destacó que las resoluciones judiciales "se acatan y se cumplen".

El secretario de Organización de EA, Rafa Larreina, advirtió a su vez que su grupo parlamentario "no apoyará" la sentencia. Larreina explicó que desde su formación no se sienten representados por la bandera española, aunque subrayó que la respetan "al igual que al resto de banderas de todos los países". "Pensamos que la bandera española es un elemento de división dentro de la propia sociedad vasca", indicó el portavoz nacionalista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios