Uriarte planta cara al rechazo a Munilla apelando al cambio

  • El obispo de San Sebastián intenta allanar el camino a su discutido sucesor

El obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, animó ayer a los fieles que acudieron a la catedral del Buen Pastor para asistir a la misa de Navidad a iniciar un "cambio" para "un nuevo comienzo".

Uriarte hizo esta apelación en la homilía que pronunció a mediodía en el templo principal de San Sebastián, después de que el jueves expresara su preocupación ante la posibilidad de que la unidad eclesial quede "cuarteada" en Guipúzcoa tras la designación de José Ignacio Munilla para sustituirle al frente del Obispado.

En una entrevista en ETB, Uriarte precisó ayer que esta unidad todavía "no está cuarteada", pero "sí herida", después de que más del 75% de los párrocos guipuzcoanos hayan expresado en una carta su disconformidad con la designación de Munilla, muy alejado de la órbita nacionalista.

Por otra parte, efectivos de la Ertzaintza retiraron ayer de una plaza de Bilbao una pancarta con siete fotografías de presos de ETA firmada por Gestoras Pro-Amnistía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios