Balance de 2009

Zapatero: "El anuncio de Rubalcaba responde a una estrategia contra ETA"

  • El presidente del Gobierno cree que 2010 será el año de la recuperación económica, que sin embargo será "lenta y difícil".

Comentarios 46

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que el anuncio del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, de un atentado inminente de ETA, "responde a una estrategia" en la lucha contra el terrorismo que, por cautela, ha preferido no desvelar. En una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa en la que ha hecho balance de la acción de Gobierno durante 2009, Zapatero ha dejado claro que la decisión de Rubalcaba "forma parte de la política antiterrorista" del Ejecutivo y es una "evaluación" que es compartida por quienes tienen la responsabilidad de mantener la seguridad.

Sobre la situación de ETA el jefe del Gobierno ha afirmado que la banda sufre un "acoso permanente" y un "proceso de debilitamiento" fruto del trabajo de las Fuerzas de Seguridad del Estado y "gracias al acierto de la dirección de la política antiterrorista". Tras recordar las 124 detenciones de miembros de ETA practicadas durante 2009 y rendir homenaje a los "tres servidores públicos" que han sido "vilmente asesinados" durante el presente año, Zapatero ha reiterado que no habrá "satisfacción plena" hasta que ETA "desaparezca y termine". "Esa será la única satisfacción", ha subrayado el presidente del Gobierno, que ha alertado de que la banda terrorista siempre puede intentar una acción "criminal y cobarde" a pesar de los "importantes frutos" de la actual lucha contra el terrorismo liderada por el Ministerio del Interior.

El año de la recuperación

Con sumo optimismo, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció que el objetivo del Gobierno para 2010 es transitar de la recesión a la recuperación económica. Hay más. Consideró que el nuevo año llegará acompañado de un cambio: el paso de la "fuerte" pérdida de empleo a la creación de empleo neto en la última parte del año. 

Zapatero señaló que el Ejecutivo pondrá todo su empeño en luchar contra el paro y en la puesta en marcha de medidas que fomenten la creación de empleo. "Va a haber una clara y contundente moderación de la destrucción de empleo en 2010", añadió al mismo tiempo que reconocía que seguirá habiendo cifras "muy duras" en términos de paro que exigirán "esfuerzos adicionales". En esta línea, detalló que la recuperación será "lenta y difícil" y que se conseguirá de forma "progresiva y no de la noche a la mañana". A juicio del líder del Ejecutivo, "no va a ser fácil". 

A ello Zapatero añadió en un claro balance sobre 2009, que el Gobierno ha querido mantener la protección y la cohesión social para atravesar "una época muy dura y difícil", añadiendo  que se ha ampliado la protección por desempleo, se han mantenido leyes como la de Dependencia o el compromiso de elevar las pensiones mínimas. "Este compromiso firme lo mantendremos durante 2010 y durante toda la legislatura", añadió. 

Cuestionado por la autocrítica que hace el Gobierno de su gestión de la crisis, Zapatero reconoció, por primera vez, no haber estado "muy acertado" en el primer debate que se generó sobre si la economía española estaba en crisis o atravesaba sólo un periodo de recesión. De esta forma, admitió que las declaraciones del Gobierno en ese momento pudieron provocar una sensación "equívoca" en los ciudadanos una vez que quedó demostrada la intensidad de la crisis económica. A su parecer, esto implica cierto riesgo de que la gente tache de optimista o poco realista porque el terreno en el que hay que moverse es uno en el que cuesta "equilibrar".

Zapatero insistió en la necesidad de lograr que la economía vuelva a crear empelo, ya que el coste de la crisis ha sido de cerca de 50 millones de puestos de trabajo en todo el mundo. Así, recordó que sólo en España se han destruido más de un millón de puestos de trabajo en 2009.

El jefe del Ejecutivo aprovechó también para defender la gestión del Gobierno en la lucha contra la crisis al recordar que, para combatir el "duro año", el Gobierno puso en marcha el "poderoso" instrumento que representa el 'Plan E', que ha permitido consolidar el sistema financiero y proteger los ahorros de los ciudadanos.

Tal y como indicó, dicho plan pretendía "contener, paliar y salvaguardar" algunos de los sectores más importantes de cara al futuro, y una vez conseguido este objetivo, trabajar para reformar el modelo de crecimiento a partir de la estrategia de economía sostenible para impulsar la recuperación económica y las reformas que necesita el país para ser "más competitivo e innovador".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios