Consejo de ministros

La reforma del Poder Judicial acaba con el estrellato de los jueces en las grandes causas

  • El anteproyecto establece que un tribunal colegiado formado por tres magistrados investigue todos los asuntos de la Audiencia Nacional y los macroprocesos instruidos en el resto de España.

Comentarios 9

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha propuesto que un tribunal colegiado formado por tres magistrados investigue todos los asuntos de la Audiencia Nacional y los macroprocesos instruidos en el resto de España. No obstante, la medida no afectará a los casos que en la actualidad están siendo ya investigados, como puede ser Gürtel o los ERE de Andalucía.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Gallardón ha presentado un anteproyecto de la Ley Orgánica del Poder Judicial con el objetivo de agilizar la Justicia y reducir los tiempos de resolución de los asuntos para acabar con el "principal reproche" que, a su juicio, tienen los ciudadanos hacia la Administración de Justicia. Gallardón ha abogado por que un tribunal colegiado formado por tres jueces investigue las causas en las que concurran especiales circunstancias apreciadas por los "órganos de gobierno del Poder Judicial" como es el elevado número de personas implicadas, su extraordinario volumen, la duración o la complejidad del tema.

El ministro ha defendido que, para guardar "coherencia" con estos requisitos, todos los asuntos de la Audiencia Nacional deberán ser conocidos por un tribunal colegiado formado por tres magistrados en virtud de la gravedad e importancia de sus casos.

Gallardón ha argumentado que también fortalecerá el amparo del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) al permitir que este órgano ordene cesar la conducta que "perturbe" la independencia judicial.  El juez unipersonal que se sienta gravemente inquietado por las "críticas" o influencias recibidas podrá solicitar que ese asunto sea tramitado y resuelto por un órgano judicial colegiado.

Gallardón ha defendido "mantener" que los magistrados no puedan "hacer valoraciones de actualidad sobre asuntos pendientes y resoluciones judiciales". "El juez no debe contaminarse al poder ejercer su función jurisdiccional introduciéndose en un debate ajeno que es competencia de otros poderes del Estado", ha justificado. 

Ante estas novedades, los jueces instructores de la Audiencia Nacional han acogido con sorpresa y escepticismo. "Podemos pasar de tener algunos jueces estrella a tener toda una galaxia", ha señalado uno de ellos. Los magistrados han destacado la "complejidad" que la reforma podría tener en procedimientos ya de por sí extensos y han advertido de que, en lugar de una agilización de las instrucciones, la reforma podría provocar su ralentización. "Puede ser un invento muy peligroso. No conozco el sistema ni lo que se pretende pero reformar la ley para acabar con los jueces 'estrella' parece un argumento pobre, triste e intelectualmente mísero. No tiene ningún sentido", ha señalado uno de los magistrados preguntados.

Otro de los jueces de instrucción de la Audiencia Nacional ha asegurado que la iniciativa es "una ocurrencia más" del Ministerio de Justicia y ha opinado que el plan de Gallardón supone "un ataque al Poder Judicial". "Cada vez nos recortan más las alas", ha indicado. También ha recordado que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ya ejerce como órgano colegiado y decide sobre los recursos que se plantean en cada una de las causas que se investigan. "Para eso están, para controlar las instrucciones", ha señalado este juez.

Las fuentes jurídicas  también han apuntado que la reforma anunciada podría tener "un difícil encaje constitucional". Los magistrados se inclinan por una normativa que les permita contar con jueces de apoyo y un órgano asesor en las causas especialmente complejas. La medida, que ha sido presentada en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, está contenida en el anteproyecto de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) y pretende, según Ruiz-Gallardón, "agilizar la Justicia y reducir los tiempos de resolución de los asuntos" para acabar con el "principal reproche" que, a su juicio, tienen los ciudadanos hacia la Administración de Justicia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios