Calurosa pero muy divertida

  • La Feria del Mediodía entra en sus días más grandes · Tras las primeras jornadas, en las que la afluencia de público no fue muy elevada ayer el centro rebosaba de alegría y buen ambiente

Habría muchos factores para destacar de esta Feria del Mediodía pero si hay una frase que se escucha por todos los rincones del centro es "¡Qué calor hace!".

Los abanicos ya parecen no ser suficientes para el agobio térmico que se produce bajo los rayos del sol y en aglomeraciones tan grandes de personas. Los toldos, los aspersores y vaporizadores de agua y la misma sombre que proyectan sobre las calles los edificios sirven de aliviado descanso para las almas que bailan, saltan, ríen y cantan a los largo de, por ejemplo, el Paseo de Almería.

Sin embargo, el calor no parece amedrentar a todos aquellos que, cada días más, saltan a las calles , sombrero en la cabeza o abanico en mano, en busca de un cerveza, un vino o un rebujito bien fresquito, para que sacien la intensa sed, no sólo de líquido sino también de diversión y de un buen momento que nos haga olvidar las obligaciones y preocupaciones que nos inquietan el resto del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios