Enredos de matrimonio con Paca Gabaldón a lo Sharon Stone

  • El Maestro Padilla acogió dos funciones de la obra 'Juegos de Hollywood' con la actuación de Miki Molina, entre otros

Después de un mes sin ensayar la obra y con nuevas incorporaciones en el equipo de sonido, llegaron el domingo los intérpretes de Juegos de Hollywood al Auditorio Maestro Padilla con ganas de salir airosos y que el público presente quedara satisfecho.

La comedia de enredos comenzó con Miki Molina en paños menores. Sólo unos segundos después, Paca Gabaldón, que hacía de Marta, entró en escena con mucha fuerza y la primera escena estuvo marcada por la pasión que tenía la protagonista por su esposo.

La escenografía mostraba una decoración clásica, de un matrimonio con poderío adquisitivo y los propios protagonistas iban vestidos acordes con su clase social.

En los primeros compases de la obra, se mostró una relación idílica de los dos protagonistas, pero se podía vislumbrar algunos signos de infidelidad por parte del personaje interpretado por Miki Molina.

También se mostró el problema con las drogas del marido que decía que le ayudaba a tener éxito en su trabajo y una añoranza de juventud por parte de la mujer.

Un personaje entra a escena y es la tía de la protagonista, representado por Pilar Bayona, que mostraba un carácter alegre y desenfadado. El último cartucho de la vida. Con ese espíritu y con ganas de ligarse a "jovencitos", la mujer aconsejó a su sobrina sobre algunas de las señales que podrían evidenciar una infidelidad.

Algunos de los signos que ofreció la tía eran: si va llegando paulatinamente a casa, se mira mucho al espejo, renovación de ropa interior y la recepción de ramos de flores por parte de la esposa.

La complicidad entre tía y sobrina era algo patente y cuando la protagonista descubre que su marido le está engañando realiza un plan para tenderle una trampa.

A la escena entra un nuevo personaje, interpretado por Javier Zúñiga, un compañero de trabajo de Marta, enamorado de ella, protagoniza parte de los momentos más cómicos de la obra, dirigida por Mar Zúñiga.

El plan estaba creado y la última que quedaba por entrar, Luna Roca, tuvo gran presencia sobre el escenario. Interpretaba a una escritora que estaba con su marido y que a la vez estaba seduciendo a Marta, que iba disfrazada de Sharon Stone, que era el mayor ídolo de la autora.

De esta forma, con Paca Gabaldón vestida de Sharon Stone se dieron los momentos que más hicieron reír al público. Homosexualidad, drogas y grandes dosis de humor los Juegos de Hollywood se practicó con acierto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios