Una Feria en la que no pueden faltar detalles

  • Sombreros, flores, collares, pendiente, y abanicos, todos perfectamente conjuntados, inundan a diario el centro en un derroche de originalidad creativa y combinatoria

A Cecilia la secuestraron ayer sus amigas en Elche y se aventuraron a pasar unos días en la Feria de Almería, con motivo de la despedida de soltera de ésta.

Una minuciosa preparación del viaje ha hecho que estas cinco jóvenes se hayan plantado en plena Feria de Almería con el look más acorde del momento, al que no le falta ni la guitarra ni el coche cargado de farolillos y otros motivos feriales.

Como ellas, un gran número de personas que desde hace ya tiempo vienen preparando sus atuendos y poniendo al día sus complementos para lograr ser cada día únicos y no repetir ni el más mínimo detalle.

Hasta los camareros de los chiringuitos no se han olvidado de un uniforme original y llamativo. Camisetas coloridas y pantalones a juego son la vestimenta con la que cada rincón de la Feria del Mediodía se identifica del resto y con los que intentan calar en la memoria de los clientes para que día a día no se olviden de pasar por sus puestos.

De rayas, a lunares o con un buen estampado, los estilos de los trajes de la feria nunca pasa de moda y no hay nada como una buena combinación de estilos o complementos para resultar con un equipamiento completamente nuevo, sin que nadie sepa a ciencia cierta la antigüedad de los vestidos.

Y para los que pienses que la coquetería es sólo cosa de mujeres, que destierren esta idea de sus mentes. Los hombres también se apuntan ya a la moda de elegir un buen modelo con el que deslumbrar por el centro y a la de acordar con los amigos el estilo que va a caracterizar su paso por la Feria. Y es que, nadie sabe lo que puede pasar ni con las personas o situaciones con las que nos podemos encontrar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios