Flores blancas para la Virgen de Almería

Así, alrededor de las 11:00 horas de la mañana de ayer, una multitud de fieles se agrupaba en la puerta de la Iglesia de la Virgen del Mar para presenciar la tradicional ofrenda floral. Los más devotos ya presenciaron antes la Eucaristía en honor a la Patrona de Almería, que fue oficiada por el Padre Fray Justo Cuberos Santiago, acompañado en todo momento por miembros de la Hermandad de la Virgen. Además, los cantos y los instrumentos del coro del Rocío dieron la nota musical a la ceremonia.

Una vez terminado el acto religioso, se dio paso a uno de los eventos de la Feria más esperados por los devotos: la ofrenda floral a su Patrona, la Virgen del Mar, "madre de todos los almerienses y vigilante de la ciudad".

La plaza se encontraba preparada para la aparición de la Santa: un altar para colocar la imagen, lugares para que los fieles pudieran depositar sus ramos de flores, y unas barreras para disponer a las personas que allí se encontraban del modo más organizado posible. La expectación se observaba en los rostros de la gente que se acumulaba en la puerta del templo, esperando la salida de su Virgen, que se produjo en medio de una orda de aplausos, salves y llantos de los más emocionados.

Los primeros en hacer los honores a la Patrona fueron los miembros de la Santísima Hermandad de la Virgen del Mar, presididos por su Hermano Mayor, Elías García. A continuación, se acercaron las mujeres de la agrupación, "cada día más unidas", y personas pertenecientes a las Hermandades filiales de Madrid y Sevilla.

El turno siguiente fue para la corporación municipal, presidido por el alcalde, Luís Rogelio Rodríguez Comendador, que estuvo acompañado por todo el equipo de gobierno y por su compañía folclórica, vestida con trajes de sevillanas con los colores de la ciudad, el rojo y el blanco, quienes ofrecieron sus flores a la Patrona y saludaron al párroco.

Uno de los momentos más emocionantes de la mañana fue la llegada de los bomberos, quienes bajaron desde las alturas en medio de una lluvia de pétalos de rosas y de la admiración del público para pedir protección. Otros cuerpos de seguridad, como la Policía Nacional y Local y Protección Civil, también hicieron acto de presencia frente a la Virgen. Una curiosidad fue la entrega de flores del pequeño José, quien agradeció a su Patrona haberlo ayudado cuando se debatía entre la vida y la muerte tras habérsele caído una estantería encima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios