Fugas y dos colosos en la recta final de la etapa

  • Los cortes de carretera se realizarán una hora antes del paso de la caravana por cada vía

Con la mirada puesta en el cielo y rezando para que el temporal no empañe la jornada, los almerienses ya han hecho sus estudios sobre los mejores enclaves donde colocarse para ver pasar a sus ídolos. Aunque la amenaza de lluvia está activada por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), previsiblemente serán muchos los que se desplacen hasta la sierra para ver discurrir a los ciclistas camino a la meta. Precisamente serán las inmediaciones de Calar Alto y el Alto de Velefique los puntos de mayor afluencia de público, aunque también los distintos municipios por donde tiene su recorrido la undécima etapa de La Vuelta.

Los cortes de las distintas carreteras del trazado son de vital importancia para los que tengan en mente salir a la calle a disfrutar de la carrera. La Comandancia de la Guardia Civil ha indicado a Diario de Almería que la dotación de agentes de Tráfico dejará de permitir el paso de vehículos aproximadamente una hora antes del paso de la caravana por cada una de las vías y municipios. Uno de los puntos donde se concentrará la mayor afluencia de público, es la salida, en Lorca. Allí la caravana saldrá a las 10:35 horas y los participantes sobre las 12:15; en Águilas la caravana pasará a las 11:40, mientras que los ciclistas está previsto que circulen sobre las 13:10; en Garrucha el corte de vías será sobre las 10:30; en Sorbas, punto del esprint intermedio, la vía se cerrará sobre las 13:00; y ya las carreteras de Bacares, donde empieza la subida a la meta, se cortarán sobre las 15:00, puesto que es la vía de acceso a Calar Alto. La carretera de Gérgal hasta la meta, también sobre las 15:00. Eso sí, todo depende de la velocidad de los ciclistas. Los horarios -estimación de la organización- están sujetos a cambios.

El inicio del puerto de Velefique está en el kilómetro 144 de una de las etapas más espectaculares de La Vuelta, por lo que es de esperar que se monte alguna fuga previamente, con la duda si llegará a buen puerto o si los favoritos la cazan en las duras rampas de Velefique y Calar Alto. 13'2 kilómetros de subida al primer puerto (alcanzan una altitud de 1.800 metros), peligroso descenso después -sobre todo si el asfalto está mojado- y a partir del kilómetro 172, 15'5 más hasta la llegada en Calar Alto, a 2.120 metros del nivel del mar.

El último ganador de etapa con final en Calar Alto fue Antón en 2006, dos años después de que Heras hiciese lo propio. En 2009 también pasó La Vuelta por Calar Alto, aunque la meta estuvo en el Alto de Velefique. Hesjedal fue el primero en pasarla. Dos puertos de primer categoría en Almería, con la esperanza de que algún español se estrene en esta ronda 2017.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios