Himno y canto solemne para la Patrona de Almería

  • La Coral Virgen del Mar fue la encargada de ofrecer toda su devoción en cada nota que cantaron en el Santuario

Homenajear con el Solemne Salve e Himno de la Virgen del Mar es el objetivo de la Coral que recibe el nombre de la Patrona y que, con sentimiento y devoción, dedicó un rezo con música y letra. De esta forma, ayer concluyó la jornada con las voces más unidas y con más fuerza que han sonado en la Feria de Almería.

El alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, acudió al acto para honrar a la Patrona de Almería: "Es un fin de semana dedicado a la Virgen del Mar con la Salve, la Misa, la ofrenda y la procesión. Este acto congrega a muchos fieles".

Además del alcalde de Almería, parte de los concejales del Ayuntamiento de Almería también se presentaron para honrar a la Patrona de los almerienses.

Elías García Amat señaló que este acto es el culmen de todas las citas que se disfrutaron ayer en el día de la Virgen del Mar: "El cante de la Salve, que cuenta con la presencia de las autoridades, completa la jornada de actos en honor de la Patrona, protagonizada por la ofrenda floral de los seguidores de la Virgen, la misa a la Santísima, la que ha cantado el coro rociero y el triduo del rosario".

"Sobre las olas Nuestra Señora va caminando; sobre las aguas viene la Virgen del Mar con su hijo en brazos; peces de plata la clara concha van escoltando y de la espuma, encaje sube para su manto", estas son las primeras frases que componen el Himno a la Virgen del Mar y que los fieles escucharon con total devoción.

La emoción contenida de los seguidores de la Virgen del Mar se hacía patente en el Santuario. Pero algunos mostraban su emoción y alguna mujer con pañuelo en mano se secaba las lágrimas que caían de sus ojos.

El Santuario de la Santísima Virgen del Mar presentó un lleno absoluto y muchos de los fieles tuvieron que escuchar el canto del Coro de la Virgen del Mar desde la puerta del edificio.

Los abanicos de muchas de las mujeres que acudieron al homenaje se agitaron con fuerza. El obispo de Almería, Adolfo González Montes, fue el encargado de oficiar el acto del rezo de la Salve.

Los asistentes mostraban gran devoción y algunos de ellos portaban una estampa en la mano con la imagen de la Virgen del Mar, Patrona de Almería.

Algunos no dudaron en cantar la Salve y el Himno de la Virgen del Mar desde lo más profundo de su alma, verso tras verso, ofrecieron un homenajes desde su interior. Un año más, los actos en honor a la Virgen del Mar son los que más afluencia reciben y se convierten en un verdadero acto social y religioso para los almerienses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios