Maldito Sol, una cita con la música indie más aclamada

  • El ya consolidado festival acogió cuatro actuaciones en las casi cinco horas de música en directo y sin interrupciones

Miles de personas se congregaron la noche del martes para disfrutar de la segunda edición del Maldito Sol Festival, una propuesta independiente a la programación cultural presentada por el Ayuntamiento de Almería. La cita con la música indie contó con el respaldo de grupos consolidados como los granadinos Lori Meyers o We are standard, de Vizcaya.

Las actuaciones de Los Summers y Ortofálico Chisme, ambos procedentes de Almería, fueron las encargadas de abrir el festival. En torno a las 21:00 horas los primeros acordes poperos de Los Summers daban comienzo a las más de cuatro horas de música en directo y sin interrupción. La banda roquetera hizo bailar a los allí asistentes con una selección de temas de Vuelven Los Summers, su segundo disco en el mercado.

Poco a poco iban llegando cada vez más personas, de todas las edades, hasta las instalaciones del Palacio de los Juegos Mediterráneo. Tras la primera actuación subieron al escenario Ortofálico Chisme, almerienses que, con su puesta en escena y excéntricos looks,sorprendió a los espectadores. Los ganadores de la última edición del Lagarto Rock animaron a base de música, con letras que cantaban sus seguidores, como La chica y el cerdo o Anita quiere ser dominada.

Y entre concierto y concierto nada mejor que refrescarse bebiendo algo en la barra instalada en el recinto, la cual se encontró totalmente llena desde que comenzase el festival. We are standard, los terceros en tocar, fueron uno de los grupos más aclamados. "Los ví en el Festival S.O.S 48 de Murcia y me encantaron y hemos aprovechado este concierto para venir y pasar unos días en la Feria de Almería", comentaba uno de sus seguidores que se desplazó desde Valencia para verlos. Para terminar, los ya consolidados como el grupo indie de referencia en España pusieron el punto final al Maldito Sol Festival. Lori Meyers tocaron canciones de su nuevo disco, Cuando el destino nos alcance, pero sin duda, temas como Alta Fidelidad o Sin compasión, canciones hechas bandera entre sus más fieles seguidores hicieron vibrar el Palacio de los Juegos Mediterráneos, de donde nadie se quería ir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios